Gasoducto Sur PeruanoGasoducto Sur Peruano

1.337 personas en plantilla y 1.800 empresas subcontratadas

La estrategia de Enagás para externalizar operaciones y reducir sus costes operativos explica que, por ejemplo, solo tenga nueve empleados en Perú, donde hasta hace pocos meses se desarrollaba uno de los mayores proyectos internacionales de la gasista (la construcción de un gasoducto ahora detenido por un escándalo de corrupción). México es el país extranjero en el que más empleados tiene Enagás: 11 personas. En Francia, Chile, Suiza o Estados Unidos, solo declara tener un empleado. Cualquier otra actividad en el extranjero o ajena a estos trabajadores, corre por cuenta de las subcontratas de Enagás.

En 2016, Enagás tenía en su cartera de proveedores a 1.800 empresas subcontratadas, es decir, más empresas contratistas que empleados propios. Tantos que en 2015 la compañía lanzó un portal web dedicado exclusivamente a sus subcontratas.

Enagás asegura que vigila de cerca las condiciones laborales de sus contratistas (no publica el nombre de las mismas). En 2004 Enagás enfrentó una pequeña crisis de imagen cuando dos empleados italianos de una de sus subcontratas resultaron heridos al caer desde un andamio sin tener amarre. Sin embargo, fue en 2009 cuando la compañía decidió involucrarse a fondo. Sucedió después del revuelo que se generó tras la muerte de un trabajador francés de 26 años mientras trabajaba en la construcción del almacén de gas subterráneo de Yela (Guadalajara), propiedad de Enagás. Las obras corrían por cuenta de una subcontrata.

Hoy en día las empresas que trabajan para Enagás deben firmar las condiciones generales de la compañía, incluido su código ético y todo lo que respecta en materia laboral, medioambiental, de igualdad de género, etcétera.

Los informes anuales de Enagás no incluyen nombres de sus contratistas y proveedores, pero avanza un dato revelador: el número de bajas de personal propio (índice de frecuencia de accidentes con baja) lleva años cayendo de manera sostenida hasta situarse en 1,8 accidentes por cada millón de horas trabajadas, un buen resultado dentro del sector industrial. No sucede lo mismo con el personal contratista: en 2016 la frecuencia de bajas en las subcontratas de Enagás se multiplicó por tres respecto a 2015 (de 2,55 a 10,43), según datos de la compañía.

Enagás dice que ese salto se debió a que ahora tiene un nuevo sistema para controlar a sus subcontratas, lo que “ha mejorado la fiabilidad del dato” y “explica la diferencia del índice respecto a años anteriores”. La misma nota aclara que en 2016 Enagás registró nueve accidentes con baja, pero no especifica la causa, el lugar ni la labor que desempeñaban esas personas. Sucede algo similar con el índice de gravedad con baja: disminuye el que se refiere a personal propio de Enagás, y aumenta un 57% para el personal de subcontratas entre 2015 y 2016.

Los proveedores críticos son aquellos para los que se recomienda realizar actuaciones e inspecciones debido a su mayor riesgo de incumplir el contrato. En el caso de Enagás, en 2016 el 59% de sus proveedores pertenecía a esta categoría. Solo el 28% de esas subcontratas de Enagás posee certificados medioambientales, y apenas el 23% están certificadas en materia de prevención de riesgos laborales, según informa la gasista en su informe anual. En 2016 Enagás evaluó la situación de los derechos sindicales en 117 de sus proveedoras (de 1.800), lo que reveló que un tercio (33%) no contaba ni con agentes sindicales ni convenio colectivo. Ese mismo examen reveló que solo la mitad (52%) tenía un plan de igualdad de género.

Donación a La Marea

CONTINUAR LEYENDO

MÁS ARTÍCULOS DE Laboral

Galardones, acreditaciones al máximo nivel, tres sindicatos incapaces de mencionar un solo elemento mejorable y un extenso repertorio de datos propios dibujan el panorama laboral de Enagás y las 1.337 personas que conforman su plantilla. En la empresa se trabaja… Leer más

josé bautista

josé bautistaRedactor de economía e internacional, centrado en el proyecto YoIbextigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *