Sede central de Enagás en Madrid. Foto: Enagás.Sede central de Enagás en Madrid. Foto: Enagás.

Miembro oficial de una veintena de grupos de presión

La principal fuente de ingresos de Enagás está asegurada desde que el gobierno nombró a la compañía operador técnico del sistema gasista. Su abanico de clientes se reduce a otras compañías energéticas y no trata con los pequeños consumidores y hogares, lo cual explica que la gasista mantenga un presupuesto publicitario relativamente bajo (4,7 millones de euros en 2016).

La calificación como operador de sistema también le permite mantener “una relación fluida” y reuniones bilaterales frecuentes con altos cargos de la administración a nivel municipal, autonómico y central, principalmente con los ministerios de Energía, Fomento y Agricultura y Pesca, así como con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tal y como explica Enagás a este medio. Sin embargo, desde la empresa no acceden a detallar las últimas reuniones mantenidas con el ministro de Energía, Álvaro Nadal, o con el comisario europeo de Energía, Miguel Ángel Arias Cañete.

Dado que Enagás tiene línea abierta con los principales poderes políticos y reguladores de España, su actividad de lobby frente al gobierno es diferente -y más discreta- que la de otras compañías energéticas y de otros sectores regulados o estratégicos, como las telecomunicaciones o la banca.

No obstante, Enagás forma parte de un amplio número de asociaciones empresariales, patronales y lobbies del gas, la mayoría centradas en dos proyectos ambiciosos y vitales para sus intereses: por un lado, la promoción del gas natural como una fuente de energía fósil “limpia” e “imprescindible”, según ellos, para llevar a buen puerto la lucha contra el cambio climático; por otro, la conversión de España en una plataforma internacional o hub para vender gas natural a todo el planeta, un plan criticado por su posible impacto medioambiental y en el turismo, así como por una contrariedad: España apenas produce gas natural.

El mejor lobby, el Gobierno

La actividad de lobby de las empresas tiene por principal misión influir en quienes legislan para tratar de que las normas les sean favorables (o lo menos desfavorables posible). Pero Enagás no es una empresa cualquiera y, aunque es una compañía privada (y privatizada), mantiene como accionista principal al Estado. A pesar de que el 95% de los beneficios y dividendos de Enagás van a parar a manos privadas (el Estado posee el 5% de las acciones), el propio gobierno de la nación actúa a nivel internacional para favorecer los intereses de Enagás, principalmente en Europa.

La prueba más reciente y evidente está en el Paquete de Invierno aprobado por la Comisión Europea para 2017. Este plan, defendido por el ex ministro del PP y hoy comisario de Energía Arias Cañete, no es del gusto del Ejecutivo de Mariano Rajoy, que ya presentó varias alegaciones en su contra.

Entre otros cambios, el gobierno de España pide que se recorten las competencias a la Comisión Europea y a los reguladores independientes (en España, la CNMC) en los temas relacionados con política energética, para que las autoridades nacionales tengan más poder en este ámbito.

Entre las medidas que favorecen a Enagás, el gobierno también demanda que no se establezcan objetivos vinculantes para reducir las emisiones de CO2 y que Europa le permita mantener los pagos por capacidad, unos costes camuflados en la factura de la luz y el gas en forma de impuestos para sufragar las centrales de gas construidas por el exceso de optimismo en el pasado reciente de empresas como Enagás o Gas Natural Fenosa, y que hoy están infrautilizadas (pensaron que la demanda de energía seguiría creciendo al mismo ritmo que antes del estallido de la crisis; desde Europa piden que estas empresas privadas asuman el coste de sus errores de previsión).

Aparte del apoyo gubernamental, Enagás cuenta con tres lobbistas acreditados en Bruselas que disponen de un presupuesto anual de entre 100.000 y 199.000 euros, según declara la empresa en el registro obligatorio de lobby ante las instituciones europeas. Dos de los lobistas declarados de Enagás ante las autoridades europeas hicieron carrera en dos de los mayores grupos de presión de la industria del gas: Gas Infraestructure Europe y ENTSOG (European Network of Transmission System Operators for Gas).

Además de sus propios lobistas, Enagás también tiene el apoyo de los numerosos grupos de presión a los que pertenece (ver lista al final de este artículo) y sociedades que participa, como la empresa Gasoducto Transadriático (300.000 euros de presupuesto para lobby en Europa), o la Asociación Española de Cogeneración (100.000 euros de presupuesto y cuatro lobbistas acreditados en Bruselas). Los grupos de presión a los que pertenece Enagás y que forman parte del registro de lobbies europeo suman un total de al menos 165 lobistas a tiempo completo.

Las donaciones de Enagás

El código ético de Enagás prohíbe expresamente realizar donaciones a partidos políticos y pide a sus trabajadores que declaren cualquier regalo o donación que reciban. En sus informes de cuentas, Enagás recoge una partida denominada “donativos”. En 2016 donó 100.000 euros a Cáritas por quinto año consecutivo, pero esa es la única organización que consta en sus documentos como receptora de parte de los 2,2 millones de euros que destinó a donaciones ese año.

Sin embargo, las cuentas anuales de Enagás muestran un saldo positivo en el apartado de donativos: ingresó 1,01 millones de euros en 2016 y 405.000 euros en 2015 (en años anteriores no publicaba este rubro). La empresa explica que se trata de “colaboraciones con fundaciones y organizaciones de carácter benéfico” que cumplen con la ley pero no explica por qué los donativos figuran como saldos positivos y no negativos.

————————————————————

ENAGÁS ES MIEMBRO OFICIAL DE LOS SIGUIENTES GRUPOS DE PRESIÓN:  (entre paréntesis el número de lobbistas acreditados en Bruselas):

España: Sedigás (2), Asociación Española de Cogeneración (4), Funseam (0), UNESA (10), Club Español de la Energía (0), CEOE (11), Energiaren Euskal Erakundea (0), Asociación Ibérica de Gas Natural para la Movilidad (3).

Internacionales: Eurogas (5), European Chemical Industry Council (78), European Committee for Electrotechnical Standardization (7), EASEE-GAS (2), European Federation of Energy Traders (10), European Gas Research Group (0), GIIGNL (0), European Network of Transmission System Operators for Gas (1), Association of Issuing Bodies (8), Natural Gas Association of America (0), American Gas Association (0), International Council on Large Electric Systems (0), European Energy Forum (4), Eurelectric (18), Gas Infrastructure Europe (6), International Association for Energy Economics (0), Marcogaz (2), International Gas Union (0), Natural & bio Gas Vehicle Association (4).

Donación a La Marea

CONTINUAR LEYENDO

MÁS ARTÍCULOS DE Lobby y Comunicación

En 2007, durante el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y el SEPI estrenándose en el accionariado de la gasista, el consejo de Enagás nombró a Antonio Llardén presidente de la compañía, puesto que conserva hasta la fecha. Llardén es… Leer más

josé bautista

josé bautistaRedactor de economía e internacional, centrado en el proyecto YoIbextigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *