Sede de La Caixa en Barcelona.Sede de La Caixa en Barcelona.

Los lobbies de Gas Natural Fenosa

El sector energético es uno de los más regulados y, por ende, las compañías que lo componen se esfuerzan por influir en quienes diseñan y redactan las leyes que marcan las normas de su negocio. Al igual que las demás compañías de electricidad y gas de España, Gas Natural Fenosa mantiene una intensa y diversificada agenda de lobby para defender sus intereses a nivel nacional e internacional.

A la hora de influir ante las autoridades, las empresas pueden optar por varias fórmulas: desde hacer presión ellas mismas hasta inscribirse en asociaciones y patronales o contratar a firmas profesionales, como consultoras o despachos de abogados.

Uno de los principios de actuación responsable de GNF consiste en “promover la transparencia informativa”, según su página web. Sin embargo, la compañía no informa sobre las reuniones de sus directivos con representantes del gobierno, ni tampoco publica su presupuesto anual para labores de lobby. De hecho, GNF solo informa de su presencia en grupos de presión cuando lo impone la ley. La legislación española no exige informar sobre tareas de lobby ante el Ejecutivo, pero las instituciones europeas sí cuentan con un registro de transparencia obligatorio.

El lobby de GNF en Europa

Europa es uno de los territorios clave para GNF y sus negocios. La compañía catalana presiona a favor de sus intereses a través de 15 entidades de lobby acreditadas en Bruselas, entre las que destacan Eurogas, EFET (European Federation of Energy Traders), IGU (International Gas Union) y Eurelectric, además de algunas asociaciones españolas con actividad en la capital europea. También cuenta con una posición privilegiada en Business Europe, la poderosa federación de patronales europeas en la que figura la española CEOE, presidida por Juan Rosell, quien también fue consejero de GNF. Business Europe es conocida por oponerse de manera activa a la implementación de normas más severas contra el cambio climático.

Además, GNF mantiene una posición privilegiada con el actual Comisario europeo de Energía, el exministro Miguel Arias Cañete (Partido Popular). Según la organización Corporate Europe Observatory, Gas Natural Fenosa es la empresa que más reuniones mantiene con Arias Cañete –sin contar las que podría mantener fuera de su agenda oficial–, y la cuarta interlocutora que más tiempo recibe del comisario, por detrás de los lobbies Entsoe, Eurelectric (en el que participa GNF) y Wind Europe. Desde que se firmó el Acuerdo del Clima de París en 2015, la relación de reuniones entre empresas de combustibles fósiles y las de energías renovables en la agenda de Cañete ha sido de 8 a 1, según Corporate Europe.

GNF declara entre 25.000 y 49.999 euros anuales en gastos de lobby en la Unión Europea, según el registro europeo obligatorio de grupos de interés. Sus prioridades de influencia en Europa se pueden resumir en cinco puntos: prolongar la dependencia europea del gas mediante nuevas inversiones en infraestructura; influir en el diseño del sistema eléctrico europeo para que sus centrales no pierdan protagonismo frente a las renovables; posicionar el gas como combustible imprescindible en la transición a un modelo de energías limpias; promover las explotación de gas pizarra (fracking) y mantener el actual esquema de comercio de emisiones de CO2, criticado por los ecologistas por su falta de ambición.

Además, GNF hace presión para obtener el visto bueno de las autoridades europeas a algunos de sus proyectos estrella, como la interconexión eléctrica y gasística entre España y Francia, o su almacén de gas en el Parque Natural de Doñana. Este caso en concreto dio lugar a que en julio de 2016 Marina Albiol, eurodiputada y portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, presentara una queja formal después de que el Partido Popular invitara a la compañía energética a participar en el debate oficial sobre su proyecto en Doñana, a pesar de no tener el visto bueno del resto de grupos parlamentarios para dicha participación.

Como consecuencia de la creciente preocupación social y política ante la amenaza del calentamiento global, GNF y otras empresas han decidido incorporarse a los lobbies de energías renovables. Por ejemplo, GNF forma parte de la European Wind Energy Association (EWEA) y la European Photovoltaic Industry Association (EPIA). Tras la irrupción de GNF y otras corporaciones del sector, EWEA redujo un tercio sus objetivos de energías limpias para 2030, mientras que EPIA comenzó a defender la “alianza” entre el gas natural y las energías limpias, según fuentes de ambas asociaciones citadas por el diario británico The Guardian. “Poner el gas al mismo nivel que las renovables es un riesgo ya que hace que se desplacen inversiones de las renovables al gas”, opina Wendel Trio, director de Climate Action Network Europe.

Donación a La Marea

Índice completo del dossier #YoIbextigo sobre Gas Natural Fenosa aquí.

CONTINUAR LEYENDO

MÁS ARTÍCULOS DE Lobby y Comunicación

Hay 18 grandes lobbies energéticos en España. A diferencia de la UE, el registro de grupos de interés que fue creado en 2016 por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) no es obligatorio, por lo cual… Leer más

En 2017 GNF dejó de celebrar la habitual rueda de prensa para la presentación de los resultados anuales, aunque mantuvo la convocatoria previa a la junta de accionistas. La multinacional de Barcelona (en octubre de 2017 trasladó su sede social… Leer más

El primero de junio de 2017 la Generalitat multó con 500.000 euros a Gas Natural Fenosa por no notificar a los servicios sociales sobre su intención de cortar el suministro de luz a Rosa, una anciana de Reus en situación… Leer más

La campaña publicitaria de Gas Natural Fenosa para 2017 se llama “Hablamos tu idioma” y está pensada para “ser percibidos como (…) una compañía energética cercana e implicada socialmente”, explicó Jordi García Tabernero, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de… Leer más

josé bautista

josé bautista

Redactor de economía e internacional, centrado en el proyecto YoIbextigo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *