El consejo de administración de Gas Natural Fenosa.

¿Quién manda en Gas Natural Fenosa?

Durante los últimos 25 años, Repsol y Criteria, el holding de las diferentes participaciones industriales de La Caixa, mantuvieron un pacto parasocial para gestionar de manera conjunta Gas Natural Fenosa (GNF). Hasta 2016, la entidad financiera y la petrolera controlaban el 34,4% y el 24,4% de la gasística, respectivamente. De esta forma GNF permaneció en manos de capital español como una de las joyas del holding industrial del banco con más clientes de España. La reciente entrada de Global Infrastructure Partners (GIP), un fondo de inversión con sede en Nueva York, en el accionariado principal de GNF rompió la tradicional cogestión y abrió una nueva era en la gasista. Vayamos por partes.

Cuando Óscar Fanjul, presidente de Repsol, y Josep Vilarasau, director general de La Caixa firmaron la fusión de Catalana de Gas y Gas Madrid en 1991 que dio a luz a Gas Natural, la petrolera pesaba casi el doble que la caja de ahorros catalana en el accionariado de la compañía (45% y 25% respectivamente). Sin embargo, Repsol aceptaba el reparto paritario en el consejo de administración de la gasista, pese a que las tensiones eran frecuentes. Por ejemplo, en 1999 la petrolera estuvo a punto de lanzar una OPA para hacerse con todo el control de Gas Natural, y finalmente rompió el protocolo firmado con la caja catalana para ganar más peso en el consejo de la compañía. Un joven Artur Mas, por entonces consejero de Economía de la Generalitat, presionó para que su sede social siguiera en Barcelona y que La Caixa mantuviera el derecho de nombrar el presidente de la empresa, explica el periodista José García Abad.

Capital extranjero en el último bastión del capital nacional

A principios de septiembre de 2016 la prensa informó de que Repsol y La Caixa, a través de Criteria, estaban negociando la venta de una parte de sus acciones en GNF a GIP, el fondo creado por el gigante industrial estadounidense General Electric y el banco helvético Credit Suisse. La llegada de un fondo extranjero que gestiona activos por un valor de 40.000 millones de dólares suponía un soplo de aire fresco para la empresa de energía, afectada por los bajos precios del petróleo y del gas natural, las turbulencias en las divisas latinoamericanas -la mitad de su negocio se concentra en esa región- y una deuda de más de 15.000 millones de euros. Además, tras los cambios normativos posteriores a la crisis bancaria, Criteria-La Caixa pasó a ser considerada por el Banco Central Europeo como una entidad financiera, lo que la obligaba a someterse a sus controles de capital y exigencias, entre ellas la de reducir sus inversiones en empresas industriales para evitar penalizaciones.

Todo eran ventajas a corto plazo a ojos de Repsol y La Caixa, así que el 12 de septiembre informaron a la CNMV de la venta del 20% de las acciones de GNF (un 10% cada uno) al fondo estadounidense por 3.802 millones de euros. Este movimiento obligó a romper el último pacto parasocial, con 17 años de antigüedad, entre La Caixa y Repsol para gestionar la gasística de manera conjunta. Tras esta operación, ambas todavía suman cerca de la mitad del capital (Criteria un 24,4% y Repsol un 20%), pero la ley ahora impide los acuerdos de gestión conjunta (el pacto de Repsol y La Caixa fue previo a la entrada en vigor de la nueva norma en 2000). Tras la llegada de GlP, los tres grandes accionistas de GNF aseguraron que no habrá “actuación concertada en el contexto de gobierno corporativo de la sociedad” y se comprometieron a gestionarla “de forma independiente”.

Desde entonces, de los 17 asientos del consejo de administración de GNF, Criteria nombra a cuatro miembros, y Repsol y GIP designan a tres consejeros cada uno. La entidad catalana conserva el derecho de nombrar al presidente, que carece de poder ejecutivo. El nuevo consejo tras la entrada de GIP actúa “con libertad de criterio y juicio” y mantiene a Rafael Villaseca en el puesto de consejero delegado.

La venta de sendos paquetes del 10% de las acciones en GNF al fondo americano propició una inyección de dinero para Repsol y La Caixa. Sin embargo, con la reducción de su participación también disminuirá su parte en el reparto del dividendo generoso que paga Gas Natural Fenosa. De este modo, en los próximo cuatro años dejarán de ingresarse 1.215 millones de euros, según las previsiones de GNF. El analista de GVC Gaesco Jaume Puig opina que el brazo industrial del banco catalán y la petrolera “están pagando muy caro este beneficio contable a corto plazo” y cree que vender esas acciones a GlP fue un error porque, según su estimación, Repsol y Criteria podrían haber ingresado 1.000 millones más con la operación, en lugar de los 246 y 218 millones en plusvalías obtenidas, respectivamente.

Una semana después de que GIP aterrizara en el accionariado principal de GNF, el consejo de administración dio la bienvenida a sus tres consejeros y confirmó el nombramiento de lsidro Fainé como presidente no ejecutivo de la gasística. Tras 17 años presidiendo GNF y apenas seis meses antes de fallecer, Salvador Gabarró cedió el testigo de manera amistosa a Fainé (75 años), uno de los últimos pesos pesados históricos del Ibex 35 que sigue en activo.

Hasta la fecha, el fondo extranjero ya ha dejado claro que no será un mero observador en el consejo de GNF: primero presionó con éxito para que se reduzca el sueldo a Villaseca. En marzo pidió detalles sobre la estrategia jurídica de GNF en Colombia, donde recientemente el gobierno intervino y decidió liquidar su filial, Electricaribe.

Accionistas contentos con la deuda al cuello

GNF sigue arrastrando el legado de la década pasada, la del boom, cuando la energética acometió inversiones muy costosas. Los efectos de la crisis económica y el posterior derrumbe del precio del petróleo son factores que explican la elevada deuda de Gas Natural: 15.400 millones de euros a finales de 2016, más tres veces su resultado operativo (Ebitda). GNF tiene la intención de reducir esa proporción a 2,5 veces en 2020.

A pesar de la abultada deuda, Villaseca admitió que GNF mantiene una ambiciosa política de dividendos. De momento esa estrategia está teniendo efecto. Por ejemplo, los analistas del banco UBS aseguran que esta estrategia es sostenible y esperan que la empresa “genere suficiente flujo de caja para cubrir este nivel de retribución, al menos, hasta 2020”. Los expertos de Citigroup no asocian riesgos financieros a su elevado nivel de endeudamiento. Tanto el Citi como UBS y otras entidades que aconsejan comprar acciones de GNF son, al mismo tiempo, propietarias de parte de la deuda de la gasista, a quien además prestan servicios para la emisión de bonos en mercados europeos.

En su última presentación de resultados, GNF anunció que daría un dividendo de un euro por acción, es decir, del beneficio neto de 1.347 millones de euros se dedican 1.001 millones de euros a la retribución de los accionistas, un “payout” del 74,3%, similar al del año anterior. Esta proporción del beneficio dedicado a dividendo es una de las más altas del Ibex 35. En su plan estratégico para 2016-2018, GNF se compromete a mantener ese payout por encima del 70%. Esa y otras decisiones las toma el consejo de administración, cuyos miembros atesoran a título personal buena parte de las acciones de la empresa.

El consejo de administración de GNF (en mayo de 2017) era el siguiente:

Presidente: Isidro Fainé, en representación de Criteria (propiedad de la Fundación La Caixa que Fainé preside). Posee 17.426 acciones de GNF.
Otros cargos: presidente de la Fundación La Caixa y del holding industrial Criteria Caixa; vicepresidente y consejero de Telefónica; consejero de The Bank of East Asia, el banco BPI y Suez Environment, entre otras (dejó la vicepresidencia de Repsol en 2016). También preside: Agrupación Europea de Cajas de Ahorros, Confederación Española de Directivos Ejecutivos, Capítulo Español del Club de Roma y Círculo Financiero. Entre otras distinciones, posee la Cruz de Sant Jordi y es Caballero de la Legión de Honor francesa.

Vicepresidente primero: Josu Jon Imaz San Miguel, en representación de Repsol. Posee 4.100 acciones de GNF.
Otros cargos: el expresidente del PNV, antiguo eurodiputado, diputado y consejero del Gobierno vasco actualmente es el consejero delegado de Repsol y director de Repsol oil & Gas Canada.

Vicepresidente segundo: William Alan Woodburn, uno de los tres representantes de Global Infrastructure Partners (GIP). No pose acciones de GNF a título personal.
Otros cargos: consejero del Aeropuerto de Gatwick y del Aeropuerto de Edimburgo; presidente de Competitive Power Ventures; presidente de varios comités de GlP.

Consejero delegado: Rafael Villaseca. Único miembro ejecutivo en el consejo, aunque fue nombrado por Repsol, siguiendo el pacto parasocial con Criteria. Posee 21.972 acciones de GNF. Otros cargos: vicepresidente de la Fundación GNF, vocal de Foment del Treball Nacional; miembro del Capítulo Español del Club de Roma. Fue presidente de INDRA (por entonces Grupo INISEL), TABASA, Compañía General de Elecricidad (Chile), Club Español de la Energía.

Consejeros nombrados por Criteria:

Enrique Alcántara García Irazoqui. Desde 1991 es consejero dominical en representación de Criteria-La Caixa. Tiene 8.339 acciones en GNF. Es vocal de la Comisión de Auditoría. Abogado del Estado y exdelegado del Gobierno en la Autoridad Portuaria de Barcelona. Fue vicepresidente del consejo de administración de La Caixa, de la Fundación La Caixa y de Abertis.

Marcelino Armenter Vidal: 12.600 acciones en GNF. Vocal de la Comisión Ejecutiva. Fue director de Sociedades Participadas de La Caixa y director de CaixaHolding, más tarde director general adjunto ejecutivo de La Caixa y director general de riesgos en CaixaBank. Otros cargos: director general de Criteria Caixa, presidente de Caixa Capital Risc, Caixa Innvierte Industria; consejero de Abertis.

Alejandro García-Bragado Dalmau. Sin acciones de la gasista. Ejerció durante 10 años como abogado del Estado, fue consejero de La Caixa y secretario general de CaixaBank, además de ocupar puestos en Abertis, Inmobiliaria Colonial y Aguas de Barcelona. También fue vicepresidente de la Fundación La Caixa.

Consejeros nombrados por Repsol:

Miguel Martínez San Martin. No tiene acciones de GNF. Es Director General Económico Financiero y Desarrollo Corporativo de Repsol desde 2011.

Luis Suárez de Lezo Mantilla. Tiene 18.156 acciones. Es vicepresidente de la Fundación Repsol, consejero de Repsol, Comisión de Medioambiente y Energía de la Cámara de Comercio Internacional.

Consejeros nombrados por Global Infrastructure Partners:

Mario Armero Montes: fue presidente de General Electric en España y Portugal, presidente de American business Council, consejero de Corporación Llorente, presidente de Ezentis. Otros cargos: vicepresidente de ANFAC (Asoc Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones de Genworth Financial Assurance, asesor de GIP, asesor de Ergon, consejero de Bankinter.

Rajaram Rao. Sin acciones. Sin más cargos que socio de GlP. Está en el Comité Ejecutivo y el Comité de Auditoría. Trabajó para Goldman Sachs, Barclays Capital, Credit Suisse y varias petroleras indias.

Consejeros independientes:

Ramón Adell Ramón. Preside la Comisión de Auditoría y es vocal de la Comisión Ejecutiva de GNF. Tiene 5.000 acciones de GNF. Es miembro destacado del Instituto de Censores de Cuentas de España, además de presidente de honor de la Asociación Española de Directivos (AED), presidente de la Societat d’Estudis Economics, vicepresidente de Foment del Treball Nacional y CEDE, asesor de Planeta Formación y Universidades, y consejero en Polne, Oryzon Genomics, Intermas Nets…

Xabier Añoveros Trias de Bes: es vocal de la Comisión de Auditoría. Posee 350 acciones de GNF. Es miembro fundador del bufete Digestum Legal, así como vicepresidente de la Real Academia Europea de Doctores, patrono de la Fundación San Francisco Javier, administrador de Genfran Díez SL y miembro del Grupo Filatélico Tudense y el Círculo Ecuestre, entre otros.

Francisco Belil Creixell: preside la Comisión de Nombramientos y Retribuciones. Posee 7.128 acciones de GNF. Compagina el cargo con la presidencia de la Fundación Princesa de Girona. También es patrono de la Fundación Integralia, y consejero de la farmacéutica Uriach y de la empresa de gases para fines médicos y alimentarios Abelló Linde, entre otras.

Benita María Ferrero-Waldner: Vocal en la Comisión Ejecutiva. No tiene acciones. Su amplia experiencia internacional pasa por distintos altos cargos en las embajadas de Austria en Madrid, Dakar y París, además de la ONU. Fue ministra de Exteriores de Austria, comisaria europea de Comercio y Política Europea de Vecindad, candidata a la presidencia del PP Austríaco (Österreichische Volkspartei ) y “tiene muchas condecoraciones internacionales”, según la web de GNF. También es socia y presidenta del consejo asesor de Cremades & Calvo Sotelo, el despacho de abogados que defiende al opositor venezolano Leopoldo López. Es patrona en las fundaciones Princesa de Girona y Bertelsmann, entre otras, y además preside la Fundación Euroamérica y es consejera de la aseguradora Munich-Re, entre otros cargos.

Cristina Garmendia Mendizábal: es vocal de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones y de la Comisión de Auditoría de GNF. No posee acciones. Tiene una larga experiencia en el ámbito privado y fue Ministra de Ciencia e Innovación entre 2008 y 2011. También fue presidenta de Genetrix, consejera de Ysios Capital Partners, Corporación financiera Alba, Science & Innovation Link Office, Pelayo Mutua de Seguros; asesora en CaixaBank y la Universidad Europea; miembro de las fundaciones EY, SEPI…

Helena Herrero Starkie: es presidenta y consejera de HP para España y Portugal y una de las empresarias españolas más destacadas. Pertenece y preside numerosos foros e instituciones, como las fundaciones Consejo España-EEUU, I+E, Fundetec y Princesa de Girona. No posee acciones de GNF. Es vicepresidenta de AMCHAM (American Chamber of Commerce) y miembro del consejo de acción de la patronal CEOE.

Índice completo del dossier #YoIbextigo sobre Gas Natural Fenosa aquí.

Donación a La Marea

CONTINUAR LEYENDO

MÁS ARTÍCULOS DE ¿Quiénes son?

La presencia de representantes políticos del franquismo y más tarde del periodo democrático ha sido una constante en Gas Natural Fensoa. El sector energético es estratégico debido a su importancia vital para el funcionamiento y desarrollo de la sociedad y… Leer más

La mitad de las compañías de la bolsa española cuenta con abogados de Estado en excedencia en su consejo de administración y en distintos órganos directivos. Gas Natural Fenosa no es una excepción y por su máximo órgano de dirección… Leer más

En la historia oficial de Gas Natural Fenosa incluida en su página web existe un silencio llamativo sobre la Guerra Civil y la dictadura. Como si aquel periodo histórico no hubiera tenido nada que ver en la consolidación económica de… Leer más

Isidro Fainé Casas, presidente de Gas Natural Fenosa, es uno de los empresarios más interesantes y discretos del Ibex 35. A diferencia de muchos de sus pares al frente de las mayores corporaciones con sede en España, el presidente de… Leer más

Las empresas están obligadas a hacer públicas sus cuentas y para las que cotizan en bolsa se aplican normas más estrictas. Las de mayor tamaño, con plantillas de miles de trabajadores y cifras de negocio de varios miles de millones,… Leer más

josé bautista

josé bautistaRedactor de economía e internacional, centrado en el proyecto YoIbextigo.

2 opiniones en “¿Quién manda en Gas Natural Fenosa?”

  1. Soy mecenas, y deseo que tengas muchísimos más, para desenterrar todos los monopolios que condicionan nuestras vidas y ha veces, como ya sabemos, la hacen muy difícil, cortes de suministro, y que han llegado a producir muertes. Gracias por vuestras investigaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *