Las empresas del Ibex35 ganaron en 2017 un 16,2% más pero aportaron un 11% menos

Mientras que los beneficios de las empresas que cotizan en el Ibex35 crecieron un 16,2% durante 2017, estas mismas compañías aportaron un 11% menos que el año anterior mediante el impuesto de sociedades. Así lo recoge el informe Reparto desigual. Cómo distribuyen valor las empresas del IBEX 35, en el que Oxfam Intermón realiza un anáilsis de las prácticas fiscales de las grandes empresas de nuestro país. Entre los datos destacados resalta uno: desde 2007, el Impuesto de Sociedades recauda un 48% menos a pesar de que en este mismo periodo las ganancias de las principales compañías han crecido un 25%. Desde la organización denuncian que “este hecho tiene un impacto directo en la financiación de servicios y políticas públicas como sanidad y educación” y provoca “un incremento de la desigualdad”.

Estos beneficios tampoco han repercutido en materia salarial para los trabajadores y trabajadoras. Entre 2008 y 2017, los salarios cayeron, en general, un 4,2%, mientras que los sueldos de los miembros de los diferentes consejos de administración y de los altos cargos no han dejado de crecer. Según los datos aportados en el informe, un primer ejecutivo de una gran empresa gana 132 veces el sueldo medio de la compañía y 301 veces el sueldo más bajo. Desde 2016 a 2017 la remuneración media de los principales cargos ha crecido 5 veces en estas empresa. 

Si atendemos a los salarios medios de las 35 empresas del IBEX, han aumentado un 1,6% en 2017, es decir, tres veces menos que la productividad, que creció un 4,8% en el mismo periodo. Sin embargo, el crecimiento de los sueldos de los miembros de los consejos de administración, por su parte, fue de un 16,3%. En ACS, por ejemplo, su máximo responsable gana 627 veces el sueldo medio de la empresa, seguido de Inditex (561 veces), Acciona (438) y Abertis (425).

Si realizamos una comparativa entre el 10% que más gana y el 10% que menos gana, la desigualdad no ha parado de incrementarse: mientras que en 2007 la diferencia era de un 5,88%, en 2017 alcanzó el 7,21%. Hace unos meses, Comisiones Obreras recogía en la IV edición del Informe sobre retribuciones del sector financiero español  que el sueldo de los directivos de la banca supone el 11% de los gastos de personal a pesar de que solo ocupan el 1,5% del personal. “Una minoría privilegiada vio aumentar sus rentas mientras que el ajuste se trasladó a la gran mayoría”, denuncia Oxfam Intermón.

Pero también el accionariado ha ganado más durante estos últimos años, concretamente un 15,5% más. Incluso durante los años más duros de la crisis, los dividendos no dejaron de crecer. En 2009, por ejemplo, se repartió un 28,3% más que el año anterior a la crisis (2007). El récord se alcanzó en 2014, un año en el que las empresas destinaron el 34,3% de su beneficio a repartirlo a sus accionistas, una cantidad sin precedentes ya que, según Oxfam Intermón, “lo habitual en años anteriores y posteriores es que estuviera entre el 25 y el 28%”.

Los consejos de administración

Según el informe, “el rechazo de los accionistas de las empresas del Ibex35 a los sueldos de sus consejeros va en aumento, aunque todavía sea algo minoritario”. Así, en Merlin Properties, ACS, Grifols y Melià Hotels, más del 30% de su accionariado votó en contra del informe de retribuciones.

Desde Oxfam critican la endogamia de los consejos. “En el 83%, es decir, en 29 de las 35 empresas hay un consejero que también ocupa un asiento en el consejo de otra empresa del Ibex. Esto revela lo reducido que es el círculo de poder de las grandes empresas y pone en entredicho su independencia”. Las compañías más endogámicas son Naturgy, con 6 miembros repetidos, Bankia, (5), CaixaBank (4), Endesa (4) y Repsol (4).

La igualdad sigue siendo otro importante tema pendiente. Durante 2017, las mujeres solo representaban el 23% del total de los miembros de los diferentes consejos, es decir, 105 de un total de 447 consejeros. Recientemente, la salida de Ángel Acebes del consejo de Iberdrola ha colocado a la eléctrica como la empresa con mayor proporción de mujeres en este órgano. Sin embargo, “al ritmo al que han ido incorporando mujeres a puestos directivos las empresas del Ibex desde 2010, no habrá paridad en cargos ejecutivos de estas empresas hasta dentro de 830 años”, señala José María Vera, director general de Oxfam Intermón.

Paraísos fiscales

2017 fue el segundo año consecutivo en el que las empresas del Ibex35 redujeron su presencia en paraísos fiscales. A pesar de ello, todavía mantienen 858 filiales, estando la mitad de ellas en Delaware. Dentro del propio grupo de las 35 más importantes, asegura Oxfam, también hay diferencias importantes: mientras que Banco Santander tiene 207 filiales en paraísos fiscales, es decir, casi la cuarta parte del total, otras como Aena, Bankia, Inmobiliaria Colonial y Merlin Properties no cuentan con ninguna. A Banco Santander le siguen ACS con 109 y Repsol con 81. Al ritmo que van, se tardaría un total de seis años en liquidar la presencia de empresas del Ibex35 en este tipo de territorios.

Desde Oxfam aseguran que “el número de filiales del total de empresas en paraísos fiscales todavía sigue siendo muy abultado, la transparencia aún resulta incompleta y la mayoría de los avances se dan por parte de un reducido grupo de empresas”.

Medidas para revertir la situación

En el informe también se encuentran algunas claves para acabar o, al menos, paliar la situación de desigualdad que se vive dentro de las grandes empresas. Así, Oxfam asegura que se deben adoptar medidas para alcanzar un nuevo modelo económico “que responda a los intereses de la mayoría de la población”:  “Con el 11% de menos que las empresas del Ibex aportaron en 2017 (respecto a 2016) a la Hacienda Pública, se podría haber duplicado el número de hogares sin ningún tipo de ingreso que acceden a una renta mínima de inserción”, denuncian. Por ello creen que “es imprescindible una reforma del sistema fiscal para acabar con el fraude, la evasión y la elusión fiscal, que garantice que las grandes empresas y las personas más ricas paguen lo que les corresponda”.

La organización también pide mayor trasparencia empresarial, garantizar salarios dignos (alcanzando un Salario Mínimo Interprofesional de 1.000 euros en 2020) y aplicar un enfoque de género “que favorezca la igualdad de oportunidades y elimine la brecha salarial”.

CONTINUAR LEYENDO

¿Sabes que ‘La Marea’ rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Dani Dominguez

Dani DominguezPeriodista entrópico. Músico y extremeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.