bancos y combustibles fósilesSede central del Banco Europeo de Inversiones (BEI) en Luxemburgo. Foto: Unión Europea en Perú / Licencia CC BY 2.0

Bancos y la financiación de combustibles fósiles: Lo que las empresas no dijeron en la Cumbre sobre la Acción Climática (2)

«El capitalismo es parte de la solución y parte de lo que necesitamos hacer”, aseguró Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, en una entrevista en televisión este verano, según recogió The Guardian. Se refería al cambio climático. “Las empresas que no se adapten, incluidas las financieras, irán a la quiebra sin ninguna duda. [Pero] habrá grandes fortunas que se harán a lo largo de este camino alineadas con lo que la sociedad quiere”. Así, Carney estaba haciendo una perfecta definición de lo que se conoce como ‘capitalismo verde’, un concepto muy criticado desde los sectores que denuncian que un sistema capitalista basado en el eterno crecimiento es el gran problema. Además, ponía sobre la mesa otro debate: el de las fortunas que se amasarán gracias al calentamiento global y los negocios que prosperarán al albor de la tragedia.

Hace unas semanas Carney acudió a la Cumbre sobre la Acción Climática de la ONU. Entre representantes del sector privado y mandatarios políticos, también tuvieron su hueco responsables de organismos financieros. Carney reconoció que “la nueva financiación sostenible no se está moviendo lo suficientemente rápido como para que el mundo llegue a cero emisiones netas”, y aprovechó la ocasión para remarcar las políticas que estaba llevando a cabo el Banco de Inglaterra en su lucha contra el cambio climático y su adaptación a las posibles consecuencias derivadas del calentamiento global: “El Banco de Inglaterra será el primer regulador en someter a prueba su sistema financiero contra diferentes vías climáticas, incluido el negocio catastrófico como escenario habitual”. No habló del capitalismo, al que considera un aliado.

Sin embargo, como suele ocurrir en estos casos, entre lo que se dice y lo que se hace hay un largo recorrido. Desde Positive Money han criticado que el banco central inglés no sea más contundente en su lucha contra la financiación a la extracción de combustibles fósiles. Así, a tenor del último Informe de Estabilidad Financiera presentado por la entidad, la organización asegura que el Banco de Inglaterra ha tomado una posición de “ver y esperar” en lugar de actuar: “No necesitamos esperar los resultados de las pruebas de estrés para saber que los bancos continúan vertiendo miles de millones en combustibles fósiles que aumentan el riesgo climático”.

Ante esto, Positive Money reclama más rapidez: “Como reconoce el último Informe de Estabilidad Financiera, la ventana para una transición ordenada hacia una economía neutral en carbono es finita y cerrada. Cuanto más tiempo permita el banco central a los bancos inyectar dinero en las burbujas de carbono, más difícil y desordenada será la transición hacia una economía verde”. Y aportan un dato: “Desde el Acuerdo de París de noviembre de 2015, los bancos han invertido 1,9 billones de dólares en nuevos proyectos de combustibles fósiles a nivel mundial, y los prestamistas del Reino Unido se encuentran entre los peores culpables”.

No se escapan de esta dinámica las grandes entidades supranacionales, algunas de las cuales también tuvieron su hueco durante la Cumbre. Según el informe Subvenciones a los combustibles fósiles, elaborado en 2017 por la Dirección General de Políticas Interiores del Parlamento Europeo, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) reconocía seguir financiando proyectos “que contribuyen a garantizar la seguridad del suministro de petróleo y gas”: “El análisis de CEE Bankwatch Network29 revela que el BEI aportó hasta 7.000 millones de euros en financiación para combustibles fósiles entre 2013 y 2015, lo que representa casi el 30% del total de préstamos en el sector de la energía”, explica el informe.

Además, aunque los préstamos destinados a la financiación de energías renovables superaron a los préstamos para infraestructuras de combustibles fósiles durante este período, “estos últimos aumentaron aproximadamente un 25%, de 2.000 millones de euros en 2013 a alrededor de 2.500 millones de euros en 2015, frente a una disminución del 21% de los préstamos para energía renovable”. El BEI financió mediante bonos por valor de 1.434 millones de euros el almacén de gas Castor, un proyecto fallido en el que el organismo ha reconocido que no valoró los riesgos a la hora de financiarlo.

Desde Ecologistas en Acción también señalan a esta entidad. “El BEI no ha dejado de financiar infraestructuras que no son limpias. Han hecho una apuesta por los gaseoductos y lo intentan vender como energía de transición cuando es claramente energía fósil que contribuye al cambio climático. Nuestra postura frente al BEI es muy crítica porque a pesar del discurso sobre avance hacia la sostenibilidad siguen financiando infraestructuras insostenibles”, ha explicado Yago Álvarez, portavoz de la organización.

El Banco Mundial, cuyo presidente también estuvo presente en la Cumbre, ha sido acusado por la ONG alemana Urgewald de seguir potenciando los combustibles fósiles con millones de dólares. Según el informe ‘World Bank Group Financial Flows Undermine the Paris Climate Agreement‘ publicado en marzo de este mismo año, la entidad habría destinado el triple de financiación a proyectos relacionados con las energías fósiles que a aquellos de energías renovables: 21.000 millones de dólares para el carbón, el petróleo y el gas, frente a 7.000 millones para la energía solar o la eólica.

Bien es cierto que este mismo año el BEI ha anunciado que no financiará proyectos relacionados la extracción de combustibles fósiles ni con la producción de energía a partir de este tipo de materías: “Este tipo de proyectos ya no se presentarán ante la junta del Banco Europeo de Inversiones más allá de 2020”, expone en un borrador publicado en su web. “Es una gran decepción descubrir que el Grupo del Banco Mundial continúa proporcionando tan grandes cantidades de financiación pública para combustibles fósiles”, aseguró Heike Mainhardt, experto estadounidense colaborador del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) y autor del mencionado informe.

Para el portavoz de Ecologistas en Acción, la presencia de estas organizaciones y de la banca privada en las cumbres climáticas “es una forma de influir en las negociaciones, de hacer lobby para que no se adopten medidas vinculantes que les obliguen a disminuir su rentabilidad”. También señala que gracias a estos eventos pueden hacer ‘greenwashing’: “Aprovechan estos momentos mediáticos para hacer declaraciones sobre compromisos de reducción de inversiones pero que en el fondo son compromisos vacíos, es pura retórica porque se pueden comprometer a lo que quieran y esto no les obliga a nada. Pueden decir que van a regirse por unos principios alineados con la Cumbre de París, pero si no cumplen con eso no se les puede exigir nada, no tienen consecuencias reales. Nos parece que están ahí para hacer ‘lobby’ y para lavar su imagen”, termina Álvarez.

CONTINUAR LEYENDO

¿Crees que este artículo se podría publicar sin…

la independencia que nos da ser un medio financiado por personas críticas como tú? En lamarea.com no dependemos de anuncios del Ibex35, ni de publirreportajes encubiertos. No es fácil, pero desde 2012 estamos demostrando que es posible.

Lamarea.com está editada por una cooperativa que apuesta por el periodismo de investigación, análisis y cultura. Y que cuenta con una #AgendaPropia. Llevamos años hablando de otro modo de la crisis climática, de feminismo, de memoria histórica, de economía, del auge del neofascismo… Podemos hacerlo porque miles de personas se han suscrito a nuestra revista o avalan nuestros proyectos. Ahora puedes unirte a esta comunidad. Entra aquí

¿Sabes que ‘La Marea’ rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Dani Dominguez

Dani DominguezPeriodista entrópico. Músico y extremeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.