Juan Carlos Aparicio junto a Mariano Rajoy en un acto del PP en Castilla y León. Foto: PP.Juan Carlos Aparicio junto a Mariano Rajoy en un acto del PP en Castilla y León (2011). Foto: PP.

Las puertas giratorias de Indra

Indra es la principal contratista de la industria armamentística nacional y la única española que figura en el top 100 de compañías militares del mundo, aunque sus negocios abarcan sectores tan lejanos en apariencia como el de la energía, los servicios electorales y los medios de comunicación. Indra, dios del cielo y la lluvia en la mitología védica, también es una de las empresas del Ibex 35 con mayor apetito por los altos cargos militares y políticos, principalmente del Ministerio de Defensa. Las puertas giratorias de Indra no son tan conocidas como las de otras compañías del selectivo español. Indra presta especial atención a personalidades de la segunda línea del poder, desde secretarios de Estado hasta tenientes generales de las Fuerzas Armadas, algunos de los cuales han diseñado la lista de la compra del  Ejército español. Rostros sin rastro en las hemerotecas.

La industria militar es especial. El Estado tutela parte de su negocio para evitar que, por ejemplo, el enemigo se adueñe de la tecnología bélica. Como contraprestación, favorece la contratación de estas empresas y, con ayuda de asesores, directivos y consejeros procedentes del estamento castrense y político, se crean nuevos acuerdos e incluso subsidios para investigar y desarrollar productos y servicios que después compra el Estado.

A principios de noviembre, Indra anunció que había aumentado su beneficio en un 76%. La privatización de la empresa se fraguó en 1993, con Felipe González al frente. Sin embargo, el partido con más puertas giratorias en Indra es el PP. El pasado 15 de noviembre, una investigación reveló que el gobierno de Esperanza Aguirre había pagado 2,9 millones de euros a Indra por unos servicios electorales que ya había abonado el Interior. Desde Indra señalan que a la hora de fichar a “personas políticamente expuestas”, se ciñen a la ley y a sus normas internas de contratación. A continuación, recogemos una selección de figuras ligadas a la política y el ejército que estuvieron o están a sueldo de esta empresa.


Adolfo Menéndez

Fue subsecretario en Defensa (1996-2000) y Fomento (2000-2004) con Aznar de presidente, siendo Eduardo Serra ministro de Defensa y Pedro Morenés secretario de Estado. En 2013 entró en el consejo de Indra a propuesta de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI, posee 18,7% de Indra). Desde 2014 preside Tedae, la patronal española armamentística. Es abogado del Estado en excedencia y también pasó por los consejos de empresas antaño públicas como Tabacalera, Telefónica y Renfe, entre otras. Socio del bufete Uría Menéndez, fundado por su abuelo.


Juan Carlos Aparicio

Fue secretario de Estado para la Seguridad Social (1996-1999) y ministro de Trabajo y Asuntos Sociales (2000-2002), alcalde de Burgos, diputado y senador por el Partido Popular y vicepresidente de la Junta de Castilla y León, entre otros cargos. Desde 2013 es consejero de Indra en representación de la SEPI, justo después de que este holding estatal comprara la participación de Bankia en Indra. Ha sido condecorado con la gran cruz de la Orden de Carlos III, la cruz de la Orden del Mérito Civil y la gran cruz de la Orden de Isabel la Católica.


Felipe González

El expresidente socialista fue asesor del antiguo presidente de Indra, Javier Monzón, que se puso al frente de Indra en 1993, con González aún en La Moncloa. Precisamente fue durante el último mandato del presidente del PSOE cuando el Estado autorizó la fusión de Inisiel (pública) y Ceselsa, de la que nació Indra. Antes de abandonar la presidencia, el gobierno de Felipe González autorizó una ampliación de capital en la compañía que, en la práctica, supuso su privatización.

Pablo González Romero

El hijo mayor del expresidente es “un elemento clave para cumplir los objetivos pretendidos”, según Indra, que le otorgó un contrato blindado de 375.000 euros. Pablo González era dueño de Oyauri Investment, empresa de servicios informáticos en la nube con una actividad moderada, y que dio lugar a un episodio que todavía genera dudas: Felipe González compró el 10% de Oyauri por 376 euros en 2011, y un mes después Indra compró el 33% de Oyauri por 1,5 millones de euros, disparando así el valor de la participación del expresidente de 376 a 310.000 euros.


Miguel Jaque Barbero

Hasta agosto de 2012 fue director gerente de la Fundación del Centro Nacional de Referencia de Aplicación de Tecnologías de la Información y la Comunicación Basadas en Fuentes Abiertas (CINETIC), una entidad pública dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y la Junta de Extremadura, creada para “promover el conocimiento y uso del software libre y/o de fuentes abiertas”. Entra en Indra en noviembre de ese mismo año con luz verde por parte de la Oficina de Conflicto de Intereses.


Fernando Abril-Martorell

El presidente de Indra (en el cargo desde 2015) fue consejero delegado de Grupo PRISA, Telefónica  y Credit Suisse para España y Portugal.  Su hermano, Joaquín Abril Martorell, fue miembro destacado de UCD y secretario de Estado de Transportes e Infraestructura en el gobierno de Aznar. Desde su llegada a Indra ha despedido a aproximadamente 2.000 personas pero en 2016 ingresó un total de 1,91 millones de euros (un 45,5% más que el año anterior). Su padre fue vicepresidente del Gobierno, ministro de Economía y ministro de Agricultura en el gobierno de Adolfo Suárez.


Estanislao Rodríguez-Ponga

Hijo de un diplomático de Franco y expresidente de la Bolsa de Madrid, Rodríguez-Ponga fue secretario de Estado de Hacienda con Aznar en la presidencia, exvicepresidente de Caja Madrid (procesado por las tarjetas Black), y ex administrador de varias sociedades pertenecientes a El Corte Inglés hasta 2015 (de los 255.372 euros que gastó con su tarjeta black, unos 100.000 fueron a esos grandes almacenes). También trabajó para Cristóbal Montoro, que en el año 2000 lo nombró director general de Tributos antes de ascender a secretario de Estado de Hacienda.


Josep Pujol Ferrusola

En 2001 Indra compró por 44 millones de euros Europraxis, compañía participada por Josep Pujol, hijo de Jordi Pujol. El juez José de la Mata y la UDEF investigan si el dinero desembolsado por Indra fue muy superior al valor real de Europraxis y, por tanto, pudo haberse tratado de un pago encubierto de comisiones para la familia Pujol a cambio de contratos de la Generalitat, por entonces presidida por Jordi Pujol padre. Acto seguido Josep Pujol comenzó a trabajar para Indra –400.000 euros al año de sueldo base–, que lo destinó a Miami. En 2016 fue despedido.


Íñigo de Palacio España

Este diplomático pasó su vida trabajando en el Ministerio de Exteriores antes de llegar a Indra. Estuvo destinado en Bolivia, Marruecos, Brasil y otros destinos. Fue embajador de España en la representación permanente ante la ONU en Ginebra, también en Serbia y finalmente en Chile, hasta marzo de 2014. Cuatro días antes de dejar su cargo de embajador, recibió en la embajada al entonces presidente de Indra, Javier Monzón. En julio de ese año recibió permiso de la Oficina de Conflicto de Intereses para convertirse en director de Relaciones Institucionales de la empresa.


Juan Alfonso Ruiz Molina

Fue director general de Asuntos Económicos del Ministerio de Defensa, presidente del Comité Financiero de la OTAN, responsable de planificación de recursos de la ONU en operaciones de paz, concejal del Ayuntamiento de Toledo y director gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha hasta 2009 antes de entrar en Indra como director comercial y de desarrollo de negocio. El PP, el partido que más puertas giratorias aglutina en Indra, pidió su dimisión por su salto a esta empresa. Ahora es consejero de Hacienda y Administraciones Públicas de Castila-La Mancha.


Miguel Lens Astray

Este teniente general del Ejército del Aire fue director del Gabinete Técnico del Ministerio de Defensa (2004-2008). Hasta 2009 fue Jefe del Mando Aéreo Central y hasta 2011 ocupó cargos de consejero y vicepresidente de Xtreme Satellite Communication, una empresa cuyo socio único es Indra Sistemas.


Roberto López Fernández

Fue director de Gabinete del ministro de Defensa de José Bono hasta 2005. Desde 2008 hasta 2013 fue gestor de proyectos de Indra.


Leonardo Larios Aracama (fallecido)

Fue general de división y en 1996 fue nombrado director general de Infraestructura en el Ministerio de Defensa siendo ministro Eduardo Serra y secretario de Estado de Defensa Pedro Morenés. En 2001 entró como consejero en Indra.


Francisco Boyero Delgado

Fue teniente general e inspector general del Ejército de Tierra hasta noviembre de 2006. Entra en Indra como asesor en junio de 2007, con el visto bueno de la Oficina de Conflicto de Intereses. Previamente también había sido director técnico del Plan Director de I+D del Ministerio de Defensa.


Ignacio Santillana del Barrrio

Es consejero de Indra desde 2011 y de PRISA Radio, Cadena SER y Santillana Ediciones. Pasó por la dirección de varias empresas (Nokia España, Banco Gallego, Verizon, Telefónica…) tras presidir entre 1985 y 1987 la Empresa Nacional de Innovación (ENISA), dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.


Manuel García Berrio

Fue teniente general y jefe del Mando Aéreo de Combate del Ejército del Aire entre 2004 y 2007. Ficha como asesor de Indra con el beneplácito de la Oficina de Conflicto de Intereses.


Óscar Via Ozalla

Director adjunto al Director General Internacional de Indra, fue director general de Comercio e Inversiones en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.


Pablo González

El hermano del expresidente de Madrid Ignacio González fue directivo de Mercasa, propiedad de Indra y salpicada por un amplio caso de corrupción en Angola que forzó la dimisión de toda la dirección de Mercasa. En septiembre de este año, González confesó ante la Audiencia Nacional el cobro de sobornos en varios contratos públicos de la Comunidad de Madrid, algunos vinculados al Canal de Isabel II. Está en prisión condicional.


Ángel Serrano Martínez-Estéllez

Consejero y miembro del consejo asesor de Indra y otras compañías, también pasó por el consejo de Repsol. Fue subsecretario del Ministerio de Turismo y Comercio (1993-1996), presidió la Sociedad Estatal Quinto Centenario y ocupó altos cargos en el Instituto de Crédito Oficial, el Instituto Nacional de Industria y la SEPI.


Javier de Andrés González

Se incorporó a Indra en 1999 y en 2010 fue nombrado consejero delegado. Está siendo investigado junto a su esposa, exdirectora financiera del Canal de Isabel II y antigua trabajadora de Indra, por su supuesta implicación en el caso Púnica. Es amigo desde la infancia de Ignacio González.


Rafael Villaseca

El consejero delegado de Gas Natural Fenosa fue también presidente de la empresa pública Grupo INISEL, hoy reconvertido en la división espacial de Indra. Este abogado del Estado en excedencia fue consejero de Indra y de otras empresas, como Panrico o Túneles y Accesos de Barcelona.

Corrección 12/12/2017 a las 17h09: bajo la presidencia de Fernando Abril-Martorell han sido despedidas hasta la fecha aproximadamente 2.000 personas de la plantilla Indra, no 17.000, como indicaba por error la primera versión de este artículo.

Donación a La Marea

CONTINUAR LEYENDO

¿Sabes que ‘La Marea’ rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

josé bautista

josé bautistaRedactor de economía e internacional, centrado en el proyecto YoIbextigo.

9 opiniones en “Las puertas giratorias de Indra”

  1. Me preoucpa mucho que esta empresa monstruo esté al cargo del recuento electoral. ¿Hay algo que se pueda hacer para quejarse e in tentar cambiarlo? Muchas gracias,

    1. Si. Hay una cosa importante que se puede hacer y es, no votar a los partidos corruptos que han utilizado esta y muchas otras empresas para beneficio propio. Llámense PSOE y PP.

  2. ¿Es posible que haya una errata en “Fernando Abril-Martorell”?

    Me parece que lo de 17.000 despidos es entre todas las empresas donde ha estado, en Indra “sólo” se habrá cargado el puesto (por ahora) de algo mas de 2000 personas.

  3. Esto es España, ppais de comemierdas sumisos absurdamente ignorantes y pelotas del poder fachorro y corrupto. La mayoría de votantes del PPSOE quisieran hacer lo mismo, sólo que no tienen oportunidad. UNA MIERDA DE PAIS !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.