Campo

Alternativas verdes al sistema eléctrico español

Por Laura Villadiego de Carro de Combate

Los constantes incrementos en la factura de la luz que los españoles han experimentado durante los últimos años han hecho aumentar la sensación de muchos ciudadanos de que las compañías eléctricas tradicionales abusan de su posición. Como respuesta, han aparecido nuevas alternativas, mientras que las que ya existían están creciendo rápidamente. La mayoría se centran en ofrecer energías renovables, servicios más personalizados y, sobre todo, facturas más justas y con menos letra pequeña, aseguran muchas de ellas en sus páginas web.

Las más destacadas son las cooperativas energéticas, en las que los socios no son simples consumidores sino una parte activa de la empresa, uno de sus dueños. No son modelos nuevos, ya que existen desde el siglo pasado, pero durante los últimos años la oferta ha aumentado de forma notable. La mayoría opera en zonas geográficas concretas y se accede a ellas a través de una aportación inicial, cuyo montante varía según la cooperativa. La más antigua es Enercoop, fundada en 1925, para abastecer a las empresas de la zona de Crevillent (Alicante). En la actualidad, ofrecen sólo energía procedente de fuentes renovables y destina una partida económica a proyectos sociales.

Sin embargo, es Som Energia, fundada en 2011, la que ha tenido un mayor crecimiento durante los últimos años y actualmente cuenta con más de 34.000 socios y más de 50.000 contratos. Como muchas otras de estas cooperativas, Som Energia fundamenta su filosofía en que la dependencia en energías fósiles es insostenible medioambientalmente y que es necesario un impulso decisivo de las fuentes renovables.

GoiEner es otra propuesta cooperativa cuyo principal objetivo, aseguran, es “recuperar la soberanía energética” a través de las partes del mercado que están liberalizadas: la comercialización y la producción de energía. Su actividad se centra en Euskadi y Navarra y tiene actualmente más de 6000 socios. Otras cooperativas fundadas durante los últimos años son Zencer, centrada en la zona de Málaga, Solabria en Cantabria, EnergEtica en Castilla y León, Econactiva en Castilla-La Mancha o Nosa Enerxía en Galicia, entre otras.

Muchas de estas organizaciones más pequeñas utilizan estructuras de las cooperativas más grandes para poder comercializar energía verde. El modelo de estas cooperativas se basa así en la cooperación con otras entidades similares para promover las energías renovables. Así, el año pasado se constituyó la Unión Nacional de Cooperativas Eléctricas de Energías Renovables (UNCCUER) con el objetivo de crear una estrategia común en la promoción de la energía verde.

Hay otras propuestas fuera del ámbito de las cooperativas. La comercializadora Gesternova, fundada en 2005, es una de las más importantes ya que con su oferta centrada en energía verde certificada superó en 2016 los 20.000 usuarios. Otras, como Holaluz, a pesar de comercializar también energía verde, han centrado su marketing fundamentalmente en la transparencia de las facturas, en las que no ofrecen descuentos “porque no creemos en ellos”, aseguran en su página web.

Una de las propuestas más recientes es la de la operadora de teléfonos Pepephone que, con la comercializadora Pepeenergy, se basa en que “entender una factura de energía sigue siendo imposible”, por lo que han decidido cobrar a sus clientes sólo el precio de coste más un euro adicional al mes. “En teoría no salen las cuentas”, dicen en su página web, pero se basan en la estructura de su negocio de telefonía ya existente para ser “muy eficientes en costes”.

En ese euro se incluye un seguro de 0,25€ para financiar la factura de la luz durante un año a aquellas personas que se queden en paro de forma involuntaria. La empresa asegura además que aplicará el llamado “nudismo empresarial”, es decir, no habrá ninguna información confidencial y todos los contratos serán públicos.

Carro de Combate es un colectivo periodístico que investiga el origen de lo que consumimos y sus impactos sociales y medioambientales. Actualmente está realizando una investigación en profundidad sobre la industria del aceite de palma.

CONTINUAR LEYENDO

Carro de Combate

Carro de Combate

Periodismo independiente para investigar el origen de los productos que consumimos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *