La gran banca ha invertido casi 1,7 billones en combustibles fósiles desde 2015

Los dos mayores bancos españoles, Santander y BBVA, forman parte de un nuevo estudio en el que se ha evaluado a 33 instituciones financieras según su compromiso con la desinversión de combustibles fósiles y otros aspectos de la acción climática. El informe, en el que han participado varias ONGs internacionales y liderado por la Red de Acción por los Bosques Tropicales (RAN, en sus siglas en inglés), también ha analizado el desempeño de los bancos en derechos humanos y, especialmente, su inversión en proyectos que afectan a los derechos de los pueblos indígenas.

El informe, publicado esta semana, establece que, en total, los bancos investigados han invertido 1,9 billones de dólares (alrededor de 1,67 billones de euros) en compañías de combustibles fósiles desde la firma del Acuerdo de París. Aproximadamente una tercera parte de esas inversiones fueron a parar a las 100 empresas que se expanden de forma más agresiva.

De los 33 bancos, los cuatro que peor evaluación han obtenido (es decir, que más financian a empresas contaminantes) son estadounidenses: JPMorgan Chase, Wells Fargo, Citi y Bank of America. Según RAN, JPMorgan Chase ha financiado el 10% de todos los proyectos de combustibles fósiles desde la firma del Acuerdo de París. Entre los peor valorados también están el británico Barclays, el japonés Mitsubishi UFJ Financial Group (MUFG) y el canadiense Royal Bank of Canada (RBC).

En general, todos los bancos han obtenido calificaciones mediocres o malas en cuanto a sus compromisos de desinversión. Ninguno de ellos se ha comprometido a abandonar la financiación de los combustibles fósiles de manera adecuada a las recomendaciones recogidas por el IPCC en su informe especial sobre un calentamiento de 1,5ºC.

En una nota de prensa, varios de los autores del informe criticaron que los compromisos y las acciones reales de los bancos investigados no se correspondan con las declaraciones públicas de sus ejecutivos. Según Johan Frijns, director de BankTrack (una de las organizaciones firmantes del estudio), “los banco siguen ofreciendo miles de millones a la industria de los combustibles fósiles, al tiempo que anuncian modificaciones menores de sus políticas por un lado y apoyos a las nuevas, y totalmente inofensivas, iniciativas de ‘finanzas responsables’”.

Alison Kirsch, investigadora principal en asuntos de clima y energía de RAN, definió el informe como una “alerta roja”. “La escala a la que los bancos siguen inyectando miles de millones de dólares a la industria de los combustibles fósiles es simplemente incompatible con un futuro habitable. Es un insulto a la lógica, a la ciencia y a la humanidad.” Según Kirsch, si los bancos no reducen su apoyo a las energía sucias de forma inmediata y rápida, el colapso planetario por causa del cambio climático antropogénico sería “inminente”.

Bancos españoles

Los dos bancos españoles evaluados en el informe, Santander y BBVA, están entre los mejor parados del total de 33 instituciones financieras, ocupando respectivamente los puestos 31 y 32 por volumen de inversiones en combustibles fósiles. Por debajo de ellos solo se encuentra el banco escocés RBS. Sin embargo, esto no significa que sus inversiones en industrias contaminantes se hayan reducido significativamente desde la firma del Acuerdo de París. El Santander ha invertido casi 15.000 millones, mientras que el BBVA algo más de 12.000 millones. Además, este último ha incrementado sus inversiones, pasando de 4.422 millones en 2016 a 4.480 millones el año pasado.

El sistema de evaluación utilizado por el informe sigue un esquema similar al de las calificaciones escolares de Estados Unidos, en el que el máximo grado sería A+, mientras que el mínimo estaría representado por una F. El Santander obtuvo una nota media de C-, mientras que el BBVA se situó un grado por debajo (D+). Ningún banco obtuvo más de C-.

La banca siempre manda (V): puertas giratorias Bankinter

puertas giratorias de Bankinter

Fue fundado por la familia Botín en 1965 junto a Bank of America con el nombre de Intercontinental Español

DANI DOMÍNGUEZ Y EDUARDO ROBAINA // La familia Botín, con Emilio Botín Sanz de Sautuola López a la cabeza, fundó este banco en 1965 junto a Bank of America. Nació bajo el nombre de Banco Intercontinental Español, pero pronto pasó a llamarse tal y como lo conocemos hoy: Bankinter. En la actualidad, su primer accionista es Jaime Botín-Sanz de Sautuola y García de los Ríos, hermano del que fuese presidente del Banco Santander, el fallecido Emilio Botín. Jaime Botín aglutina un 22,87% del capital a través de su sociedad Cartival SA, empresa que ejerce como vicepresidente del consejo de administración de Bankinter a través de su hijo, Alfonso Botín-Sanz de Sautuola y Naveda.

No obstante, los vínculos familiares no acaban ahí. Figuran como consejero dominical de la entidad Marcelino Botín-Sanz Sautola Naveda, tío de Emilio y Jaime Botín. Desde el año 2009, Bankinter es, además, propietaria en su totalidad de la empresa de seguros Línea Directa Aseguradora. A diferencia del resto de bancos que conforman el IBEX35, Bankinter destaca por no haber optado por dirigentes políticos de primera fila para su consejo de administración y directivo.

Gloria Calvo Díaz

Desde 2015, esta abogada del Estado en excedencia forma parte del organigrama de Bankinter, ejerciendo como secretaria general de la entidad y de su Consejo de Administración, además de ser miembro del comité de dirección del banco y responsable del área Jurídica y Fiscal. De 2012 a 2015 trabajó en el Ministerio de Economía y Competitividad cubriendo la asistencia jurídica de las tres secretarías de Estado en que se organizaba el Ministerio, así como de la subsecretaría y, a través de ella, del ministro y su gabinete. Además, era integrante de la comisión rectora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Desde 1996 hasta 2011 fue consejera de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), organismo creado durante la liberalización de los servicios de telecomunicaciones y audiovisuales. Antes de recalar en el Ministerio, había ejercido como abogada ante la Sala de lo contencioso administrativo de la Audiencia Nacional, donde se ocupaba de asuntos fiscales.


Rafael Mateu de Ros

Es socio fundador del despacho Ramón y Cajal Abogados. Actualmente en excedencia, este Abogado del Estado trabajó durante varios años en el Ministerio de Hacienda, donde ocupó los cargos de jefe del Servicio Central de Recursos, el de jefe del Gabinete Técnico de la subsecretaría y el de subdirector general. De ahí pasó al ámbito privado, con varios puestos de consejero en diferentes empresas, hasta que en 1986 fue nombrado secretario general y del Consejo de Administración de Bankinter. Dejó el cargo en 2009 para ser consejero independiente y presidente de la Comisión de Gobierno Corporativo de la entidad. Asimismo, hoy preside el Centro de Gobierno Corporativo, integrado por el Instituto de Empresa, la Fundación PwC, Iberdrola y Bankinter. También es letrado asesor del Consejo de Administración de Iberdrola.


Pedro Guerrero Guerrero

Desde 2007 es presidente de la entidad bancaria. Abogado del Estado en excedencia, fue el primer presidente de la Sociedad Rectora de la Bolsa de Madrid de 1989 a 1991, cuando dimitió. También es consejero, desde marzo de 2005, de Prosegur, así como de Línea Directa Aseguradora (perteneciente al Grupo Bankinter).

La banca siempre manda (II): puertas giratorias BBVA

DANI DOMÍNGUEZ Y EDUARDO ROBAINA // El segundo banco más grande de España hasta 2015 integraba la lista mundial de “bancos demasiado grandes para quebrar”. Ese mismo año, anunció un nuevo código de conducta que incidía especialmente en la lucha contra las puertas giratorias. “No debes formular ofertas de trabajo o contratar a autoridades o empleados públicos” que hayan trabajado en “asuntos que afecten directamente a los intereses del BBVA”, aseguró Francisco González, presidente de la entidad, quien ha anunciado que abandonará el banco en diciembre de este año. Sin embargo, uno de sus últimos fichajes en febrero de 2018 fue Jaime Caruana, exgobernador del Banco de España. Otro caso controvertido hace unos años fue el del ministro Miguel Sebastián (PSOE), quien había dirigido el Servicio de Estudios de BBVA antes de pasarse al gobierno de Rodríguez Zapatero. Como titular de Industria jugó a favor de Sacyr cuando la constructora intentó hacerse con el control de una mayoría accionarial en el BBVA. Según las grabaciones filtradas, Francisco González contrató al comisario Villarejo para “desestabilizar” a Sebastián.

Según la política de selección, nombramiento, renovación y diversidad del Consejo de Administración del BBVA, «los candidatos para ser propuestos como consejeros de BBVA deberán contar con la adecuada competencia, experiencia y cualificación; cumplir con los requisitos de idoneidad necesarios para el ejercicio del cargo; y tener la disponibilidad y dedicación que se requieren para el ejercicio de sus funciones».


José Ignacio Wert

Fue elegido el 7 de mayo de 1983 concejal del Ayuntamiento de Madrid por Coalición Popular y tres años después diputado nacional, un puesto que solo ocupó durante unos meses, ya que en 1987 pasó a trabajar en el sector privado. En 2003 recaló en el BBVA como director de relaciones corporativas y como presidente de la European Foundation for Quality Management en representación de dicho banco, cargos que conservó hasta 2005 y 2010, respectivamente.
En 2011 fue nombrado ministro de Educación, Cultura y Deporte del Ejecutivo de Mariano Rajoy. En 2015 pasó a ser embajador ante la OCDE en París, cargo del que fue cesado en junio de 2018.


Román Escolano

Director del Departamento de Economía de José María Aznar durante su segundo mandato (2000-2004), se ha sentado en el consejo de administración de empresas públicas como Correos, FEVE y el ICEX. En 2006 fue contratado por el BBVA como director de relaciones institucionales, puesto que abandonó en 2012 para convertirse en el presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), organismo dependiente del Ministerio de Economía. En 2014 pasó a ser el vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI). En 2018 fue elegido por Mariano Rajoy para ocupar el puesto de ministro de Economía, cargo que solo desempeñó durante cuatro meses, hasta la moción de censura de Pedro Sánchez.


Jordi Sevilla

Funcionario de carrera y actual presidente de Red Eléctrica. Entre 1985 y 1986 ocupó diferentes cargos en el gabinete de la Presidencia del Gobierno y en los ministerios de Agricultura y Economía y Hacienda. En el año 2000 consiguió un escaño en el Congreso de los Diputados y, en 2004, tras la victoria de Zapatero, se convirtió en ministro de Administraciones Públicas. Fue relevado en 2007, pero mantuvo su escaño hasta 2009. En 2017 fue fichado por BBVA para defender los intereses de la entidad respecto a las cláusulas suelo a través de la consultora Llorente & Cuenca. Desde esta compañía han confirmado a lamarea.com que ya no tiene ningún cargo en la empresa.


Fernando de Almansa

El X vizconde del Castillo de Almansa ha sido jefe de la Casa Real (rango de ministro) desde 1993 hasta 2002, año en el que pasó a ser consejero privado del Rey emérito, quien le otorgó el título de Grande de España. En abril de 2003, se incorporó al consejo de administración de BBVA Bancomer, la filial mexicana del banco español. En febrero de ese mismo año, el hombre de confianza de Juan Carlos de Borbón se convirtió en consejero de Telefónica, permaneciendo en el cargo hasta 2016.


Daniel Navia

Entró a formar parte del BBVA en 2007 como director de Relaciones con los Bancos Centrales y como economista jefe en distintas unidades del Servicio de Estudios. Anteriormente había trabajado en la división de Economía Internacional del Banco de España. En 2012 abandonó BBVA para recalar en el sector público, primero como vocal-asesor en el gabinete del director de la Oficina Económica del presidente del Gobierno (2012-2013) y después como director general de Políticas Financieras, Macroeconómicas y Laborales de dicha oficina (2013-2016). Hasta junio de este año fue secretario de Estado de Energía. Fuentes de BBVA consultadas por lamarea.com aseguran que ha solicitado su reincorporación a la entidad.


Miguel Sebastián

En 1999 ocupó el cargo de director del Servicio de Estudios del BBVA, puesto del que salió en 2003 tras ser crítico con la política económica del gobierno del PP y apoyar los postulados socialistas. El cargo fue ocupado por José Luis Escrivá, jefe de la División de Política Monetaria del Banco Central Europeo.
En 2004 fue nombrado director general de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno y, en 2006, fue designado candidato a la alcaldía de Madrid, sin llegar a ocupar su acta de concejal. En la Oficina Económica de Presidente fue sustituido por David Taguas, mano derecha de Sebastián en BBVA.
En 2008 se convirtió en el ministro de Industria, Turismo y Comercio del segundo gobierno de Rodríguez Zapatero.


David Taguas 

Fue economista y profesor de dicha materia en diferentes universidades españolas. Entre 1996 y 1997 fue asesor de la secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos. Es mismo año fue fichado por BBV como subdirector del Servicio de Estudios, donde se mantuvo hasta 2006, cuando se convirtió en director de la Oficina Económica del Presidente José Luis Rodríguez Zapatero.  Su predecesor en el cargo fue Miguel Sebastián, quien había sido su superior en BBVA hasta 2003. Ya en 2008 fue nombrado presidente de la Sociedad de Empresas de Obras Públicas de Ámbito Nacional (Seopan), el lobby de las grandes empresas constructoras entre las que se encuentran Dragados, Acciona, Ferrovial, OHL, Fomento de Construcciones y Contratas o Sacyr Vallehermoso, entre otras.


José Luís Escrivá 

Inició su carrera en el Banco de España. Posteriormente dio el salto a Europa llegando a ser jefe de la División de Política Monetaria del Banco Central Europeo. En 2004 recaló en las filas de BBVA como director del Servicio de Estudios en sustitución de Miguel Sebastián, quien había abandonado la entidad tras las críticas a la política económica del PP. Entre 2010 y 2012 fue  managing director del Área de Finanzas Públicas de la entidad. Después de salir del BBVA se convirtió en director para las Américas del Banco Internacional de Pagos de Basilea (2012-2014). En la actualidad es presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal y presidente de la Red de Instituciones Fiscales Independientes de la Unión Europea desde 2014 y 2015, respectivamente.


Jaime Caruana

Ha sido la última persona en cruzar la puerta giratoria del BBVA. El que fuese gobernador del Banco de España durante seis años (2000-2006) ocupa un sillón en el Consejo de BBVA desde junio de este año, además de formar parte de la comisión delegada permanente. Según la entidad, este fichaje está justificado porque ha pasado tiempo suficiente desde su cargo en el Banco de España.


José Manuel Glez-Páramo

Fue miembro del Consejo de Gobierno y de la Comisión Ejecutiva del Banco de España (1994-2004) y del Comité Ejecutivo y del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) (2004-2012). Anteriormente, según su biografía, “fue asesor económico en diferentes instituciones públicas y privadas”. Desde 2013 es consejero ejecutivo de BBVA.


Lourdes Máiz

Ocupó varios cargos en la Administración en distintos ministerios entre 1994 y el 2001, siendo el último el de secretaria general técnica del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (2000-2001). Hasta 2016 ha sido secretaria del Consejo de Administración y directora de la Asesoría Jurídica de Iberia. Desde 2014 es consejera independiente de BBVA.


José Maldonado

Abogado del Estado, ha sido secretario general técnico y subsecretario del Ministerio de Administración Territorial. En 1997 fue nombrado consejero de Argentaria y tres años después, de BBVA.


Javier Ayuso

Exdirector de Cinco Días y jefe de la sección de Economía de la agencia Efe, ha sido el director general de Comunicación del BBVA entre 1997 y 2009. Desde 2012 hasta 2014 ha sido jefe de Relaciones con los Medios de la Casa del Rey.

*Artículo publicado en #LaMarea66

** Actualizado el 16 de enero de 2019

La banca siempre manda (III): puertas giratorias Banco Santander

Puertas giratorias Banco Santander

La lista de ex altos cargos es larga, con evidentes casos de favores como el indulto de Alfredo Sáenz

DANI DOMÍNGUEZ Y EDUARDO ROBAINA // El principal banco de España y uno de los mayores del mundo siempre se ha manejado bien en la gestión de contactos con los poderes políticos, sin importar el color. Es larga la lista de ex altos cargos que han pasado por los órganos de gobierno de Banco Santander, y evidentes los favores recibidos a cambio. El caso más famoso fue el indulto que otorgó el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en 2011, justo antes de perder el poder, al entonces consejero delegado, Alfredo Sáenz, condenado por acusación falsa. Después, el banco fichó a dos altos cargos del gobierno de Zapatero: Belén Romana y José Manuel Campa. Más renombre tienen los fichajes procedentes de filas del PP, como la exministra de Medio Ambiente Isabel Tocino.

Desde la entidad informan que «la Comisión de Nombramientos evalúa la idoneidad de los nombramientos y luego el Consejo los propone a la Junta, que es quien finalmente los tiene que aprobar o no». En el Reglamento del Consejo de Administración se establece que «las personas designadas como consejeros habrán de reunir las condiciones exigidas por la Ley y los Estatutos», aunque no se establecen restricciones de tipo ético.

Sin embargo, el Santander también ha experimentado los efectos negativos de las puertas giratorias cuando afectan gravemente a la reputación de la empresa. Así ocurrió con Rodrigo Rato. Emilio Botín contrató al antiguo vicepresidente, ministro de Economía y gerente del Fondo Monetario Internacional como asesor después de que este tuviera que abandonar la presidencia de Bankia al destaparse un gigantesco agujero en sus balances. Poco después, comenzaron las investigaciones judiciales por diferentes desmanes durante la presidencia de Rato en Bankia, y el político que había sido elogiado como supuesto autor del milagro económico español del principio del siglo ocupaba titulares negativos todas las semanas.

Los directivos del Santander tuvieron que dar explicaciones en cada rueda de prensa que celebraban, defendiendo su experiencia internacional. Finalmente, Ana Botín, que asumió la presidencia de la entidad tras la muerte de su padre en septiembre de 2014, prescindió de sus servicios. Lo hizo de una forma elegante y camuflada al disolver el consejo asesor internacional, un órgano consultivo compuesto por 12 miembros de seis nacionalidades diferentes.

Rodrigo Rato y Figaredo

Ha ocupado grandes puestos de responsabilidad en la Administración pública: ministro de Economía en las dos legislaturas de José María Aznar (1996-2004), vicepresidente primero y segundo del gobierno (1996-2003 y 2003-2004), y director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) de 2004 a 2017. Dirigió Bankia entre 2010 y 2012, y entre 2013 y 2015 desempeñó el cargo de consejero asesor para Latinoamérica y Europa de Telefónica. Para el Banco Santander ejerció de consejero asesor internacional en dos etapas: de 2008 a 2010 y de 2013 a 2014. También recaló en las filas de La Caixa como presidente del consejo externo de Criteria y consejero de Servihábitat. Desde octubre de 2018 permanece en prisión tras el escándalo de las tarjetas black.

Isabel Tocino Biscarolasaga

La que fuese ministra de Medio Ambiente durante la primera legislatura de José María Aznar (1996-2000) ejerce desde 2017 como presidenta del Banco Pastor, propiedad del Banco Santander. Anteriormente, había sido consejera externa de Santander desde el año 2007. Además, es consejera de Enagás y de ENCE Energía y Celulosa, empresa que ha entrado en diciembre en el Ibex35 en sustitución de DIA. En 2017 renunció a su puesto en el consejo de administración de Naturhouse, donde tenía silla desde 2014. Según eldiario.es, durante el año 2016 habría ingresado casi 800.000 euros de remuneración gracias a todos su cargos en la empresa privada, convirtiéndose en la expolítica que recibe más ingresos. La antigua ministra ha compaginado su carrera en lo privado con su participación en el Consejo de Estado, donde entró en 2008 y cuyo mandato caducó en octubre de 2018.

Matías Rodríguez Inciarte

Entró en la Administración pública por oposición en 1972, en el Cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado. En 1977, Rodríguez Inciarte fue elegido secretario general técnico del Ministerio de Economía y Hacienda y, un año después, secretario general del Ministerio de Relaciones con las Comunidades Europeas. También ha sido secretario general de la Vicepresidencia Económica del Gobierno y secretario de Estado adjunto al presidente. Finalmente, desde 1981 hasta 1982 fue ministro de la Presidencia. Tras ello, se pasó a la actividad privada, logrando en 1988 un puesto de consejero y, en 1994, el cargo de vicepresidente del Banco Santander, hasta 2017. A finales de diciembre de ese año se convirtió en presidente de Santander Universidades y vicepresidente de Universia. Además, es consejero externo de Sanitas (desde 2009), de Financiera Ponferrada y de Financiera El Corte Inglés (desde 2014). Fue presidente de la Fundación Princesa de Asturias desde 2008 hasta abril de este año. En mayo, el Consejo de Ministros aprobó concederle la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica.

Juan Miguel Villar Mir

Doctor Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, Villar Mir fue director general de Empleo de 1964 hasta 1967. Ese año pasó a ser presidente del Fondo Nacional de Protección del Trabajo (hasta 1968). En 1970 se convirtió en presidente de Altos Hornos de Vizcaya, la semilla de OHL y el Grupo Villar Mir. Desde 1975 a 1976, durante la presidencia de Carlos Arias Navarro, fue ministro de Hacienda y vicepresidente del Gobierno para Asuntos Económicos.
En 2011, fue nombrado marqués por el rey emérito, su amigo personal. Desde 2013, ejerce como consejero externo independiente del Santander, puesto que abandonará en la pŕoxima junta de accionistas en la primera mitad de 2019. Es presidente del Grupo Villar Mir y lo fue también de OHL hasta 2016, y representante de estas entidades como consejero de Abertis Infraestructuras (hasta 2016) y en Inmobiliaria Colonial.

Abel Matutes Juan

Durante la dictadura fue alcalde de Ibiza (1970-1971), para más tarde dar el salto a la política nacional, primero como senador (1977-1982) y después como diputado (1982-1986). En 1994 fue elegido diputado del Parlamento Europeo, abandonando el puesto en 1996 para ser ministro de Asuntos Exteriores del gobierno de Aznar, cargo que ocupó hasta el año 2000. De 2002 a 2014 ejerció como consejero independiente del Banco Santander. Poseedor de un importante imperio hotelero, está considerado como una de las personas más ricas de España.

Francisco Pinto Balsemão

Fue primer ministro de Portugal desde 1981 a 1983, y en la actualidad forma parte del Consejo de Estado de Portugal. A partir de ahí se dedicó a la empresa privada, concretamente a los medios de comunicación, fundando en 1992 la primera televisión privada del país: la Sociedade Independente de Comunicação (SIC). Formó parte del consejo asesor internacional del Banco Santander, disuelto en 2014.A

Guillermo de la Dehesa Romero

Técnico comercial y economista del Estado, fue secretario de Estado de Economía desde 1986 a 1988. También fue subgobernador del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, pasando después al sector privado. Fue consejero delegado del Banco Pastor (1988-1995), presidente de Gas Madrid (1988-1991) y Plus Ultra (1996-2001) y consejero de Ibersuizas (1990-1993), Unión Fenosa (1988-2007) y Telepizza (1999-2006), entre otros cargos en múltiples empresas. Asimismo, ejerció como asesor internacional de Goldman Sachs. En 2002 entró en el Banco Santander como consejero y, desde 2013, ocupa el puesto de vicepresidente. Desde 2010 hasta 2017 fue presidente del Patronato del Museo Reina Sofía y continúa como patrono de honor, además de vocal del Real Patronato Museo del Prado y del Círculo de Bellas Artes. Es autor de varios manuales de economía.

José Manuel Campa

Doctorado en Ciencias Económicas por la Universidad de Harvard, cesó de forma temporal en su cargo de director de investigación del IESE Business School en 2009 para ser secretario de Estado de Economía, puesto en el que se mantuvo hasta 2011. Ha ejercido como consultor para diversos organismos como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, entre otros. En 2014 fue elegido director de Relaciones con Inversores y Analistas del Banco Santander.E

Ignacio Benjumea Cabeza de Vaca

Abogado del Estado, fue secretario general técnico del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social hasta 1982. Ha sido director general y secretario general y del consejo de Banco Santander, además de consejero, director general y secretario general y del consejo de Banco Santander de Negocios y de Santander Investment. Actualmente, es consejero externo de la entidad y vicepresidente de la Fundación de Estudios Financieros y miembro del patronato y de la comisión ejecutiva de la Fundación Banco Santander. Benjumea Cabeza de Vaca fue el primero en declarar en 2017 en la Audiencia Nacional como investigado por blanqueo de capitales tras lo publicado en la lista Falciani.

Belén Romana García

Directora general de Política Económica (2000-2003) y directora general del Tesoro del Ministerio de Economía con Rodríguez Zapatero (2003-2005), ha formado parte también del Instituto de Crédito Oficial y de otras instituciones ministeriales. Esta economista del Estado ha sido consejera no ejecutiva de Banesto (2008-2012), de Acerinox (2009-2013) y de Aviva (2015-actualidad). Además, fue presidenta ejecutiva de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria, S.A. (SAREB) desde 2012 a 2015. Desde ese mismo año es consejera externa independiente del Banco Santander.

Luis Alberto Salazar-Simpson Bos

Abogado de formación, de 1979 a 1980 ejerció como director general de Seguridad. Amigo íntimo de Adolfo Suárez, fue gobernador civil de Vizcaya. Es cuñado de Rodrigo Rato. Ha formado parte en el Banco Santander tanto del consejo de administración como del consejo asesor internacional hasta su disolución en 2014. Asimismo, desempeña multitud de cargos como representante del empresariado español. Fue Presidente de France Telecom España.

Esther Giménez-Salinas i Colomer

Ha sido vocal del Consejo General del Poder Judicial (1996 – 2001), miembro del comité científico de política criminal del Consejo de Europa (1993-1997), directora general del Centro de Estudios Jurídicos y Formación Especializada del Departamento de Justicia de la Generalitat de Catalunya (1983-1993) y responsable de Relaciones Institucionales del Departamento de Justicia de la Generalitat de Catalunya. En el ámbito universitario es Catedrática emérita de la Universidad Ramon Llull y fue rectora de dicha universidad. También fue miembro del comité permanente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) desde 2003 a 2011. Además, ha sido miembro del consejo asesor de Endesa-Catalunya y consejera de de Unibasq y Aqu (agencias de calidad del sistema universitario vasco y catalán) y de Gawa Capital Partners, S.L..

Varios cargos cercanos a la ex vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, como Jaime Pérez Renovales y Elena Sánchez Blanco, han recalado en las filas del banco cántabro. Según diversos medios de comunicación, la misma Saénz de Santamaría habría recibido una oferta por parte de Ana Botín:

Jaime Pérez Renovales

Tras ocupar varios cargos en la administración, Renovales fue elegido en 2009 vicesecretario general y del consejo de administración del Banco Santander y director general de la asesoría jurídica de dicho grupo, cargos que abandonó en 2011 al ser nombrado subsecretario del Ministerio de la Presidencia. En 2015, diez días después de dejar el cargo público, volvió al Santander como secretario general y del consejo de administración.

Elena Sánchez Blanco

Secretaria general del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) desde 2008 a 2012 y antigua jefa de la delegación del espionaje español en Washington, fue nombrada responsable de Seguridad e Inteligencia del Grupo Santander en abril de 2018.

*Artículo publicado en #LaMarea67

La banca siempre manda (I): puertas giratorias Banco Sabadell

puertas giratorias Banco Sabadell

DANI DOMÍNGUEZ Y EDUARDO ROBAINA // Banco Sabadell es una de las entidades favoritas de los grandes patrimonios en España, aunque en los últimos trimestres sus resultados han perdido lustre. Es la más antigua de Cataluña y una de las que más guiños brindó al independentismo en los meses previos al referéndum del 1 de octubre. Todo cambió cuando se celebró la consulta. Entonces, el Estado español ordenó a varias empresas públicas (Renfe, Adif, RTVE…) retirar “2.000 millones de euros del Sabadell en un solo día”, a pesar de que el Sabadell tiene en nómina incluso a uno de los padres de la Constitución, Miquel Roca. Banco Sabadell tardó cuatro días en reaccionar: el cinco de octubre se convirtió en la primera empresa del Ibex35 en anunciar el traslado de su sede social fuera de Cataluña.


David Vegara

Comenzó trabajando como docente y hasta 1993 ejerció como economista en el Banco Sabadell. Ese mismo año se incorporó como vocal asesor al departamento de economía con Felipe González, que abandonó dos años después para volver a la empresa privada. En 2004 fue nombrado secretario general del departamento de Sanidad y Seguridad Social de Cataluña. Pocos después, tras la victoria de Zapatero, aceptó el cargo de secretario de Estado de Economía, dimitiendo en 2009. También ha trabajado para el Fondo Monetario Internacional y el Fondo Europeo de Rescate. En 2015 volvió a cruzar la puerta giratoria del Banco Sabadell, esta vez para entrar en el consejo de administración.


Miquel Roca

Considerado uno de los siete padres de la Constitución, en 1977 consiguió un escaño en el Parlamento. Hasta su salida en 1995 fue portavoz de Convergència i Unió (CiU). Ese año se presentó a la alcaldía de Barcelona, donde logró acta de concejal, permaneciendo en el consistorio hasta 1999. Durante esos años fundó el despacho de abogados Roca Junyent Abogados Asociados, a través del cual ejerce como asesor jurídico. Es conocida su amistad con Florentino Pérez empresario y presidente del Real Madrid, En 2013 fue contratado para defender a la Infanta Cristina en el Caso Nóos. Desde el año 2000, ejerce como secretario y jefe del servicio jurídico del Banco Sabadell. En la actualidad, compagina estos cargos con el de consejero en Endesa y ACS y el de secretario no consejero de Abertis Infraestructuras, de TYPSA, de Accesos de Madrid, de Aigües de Barcelona y de Werfenlife.


Josep Oliu

Es, desde 1999, el presidente del Banco Sabadell. Antes pasó por el sector público, trabajando para el Instituto Nacional de Industria, primero como director de Estudios y Estrategia en 1983, y luego como director general de Planificación entre 1984 y 1986. Ese mismo año se incorpora al Sabadell como secretario general técnico, pasando en 1991 a ser consejero director general hasta que en 1999 alcanzó la presidencia. Conocidas las relaciones entre la oligarquía catalana y la extinta CiU, el partido logró en 2011 introducir en el Congreso de los Diputados una enmienda a los presupuestos que beneficiaba, entre otros, a los inversores del Banco Sabadell.


Antonio Vítor Martins Monteiro

Fue ministro de Exteriores de Portugal entre 2004 y 2005, además de embajador de Portugal en Francia y representante de la misión permanente de Portugal en la ONU. De 2007 a 2012 fue consejero del Banco Sabadell en representación del banco luso Millennium BCP.


María José García Beato

Directora general del Gabinete del Ministro de Justicia (2000-2002) y subsecretaria de dicho ministerio (2002-2004). Desde 2005 ha ejercido diversos cargos en el Sabadell: directora de Asesoría Jurídica, secretaria general y vicesecretaria no consejera del Consejo de Administración. Desde mayo de este año es consejera ejecutiva del banco. También es consejera externa independiente de Red Eléctrica desde 2012.


Maurici Lucena

Formado en económicas, de 2004 a 2010 fue director general del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI). Desde julio de 2008 hasta 2010 ostentó el cargo de presidente del Consejo de la Agencia Espacial Europea (ESA). Posteriormente, pasó  dos años como vicepresidente ejecutivo de la empresa pública Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España (ISDEFE). Ha sido también diputado en el Parlament de Cataluña por el PSC, del que fue portavoz hasta 2015. Ha trabajado para el Banco Sabadell, primero como director de Gestión Patrimonial y Prudencial (junio 2016-octubre 2017) y después como director de Regulación Prudencial y Public Policy, puesto que abandonó en junio de este año para pasar a ser el presidente y consejero delegado de Aena.


Ana Isabel Fernández Álvarez

Formada ampliamente en económicas, ha sido vocal del patronato de la Fundación Banco Sabadell en dos ocasiones (2009-2010 y 2015-actualidad). Entre medias, ha sido consejera de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Actualmente ocupa en MAPFRE varios puestos: consejera, vocal del Comité de Auditoría y Cumplimiento de MAPFRE (desde enero 2018) y vocal del Comité de Riesgos de MAPFRE (desde enero 2017).


Marta García de la Calzada

Comenzó su carrera profesional en 1992 como abogada del Estado en el Ministerio de Medio Ambiente y, en 2014, en la Audiencia Nacional. Entre 2011 y 2015 fue consejera de Fomento de la Junta de Castilla-La Mancha. Ese mismo año fue nombrada abogada del Estado en el Tribunal Supremo, donde permaneció hasta 2017, cuando fichó como directora de Gobierno Corporativo del Banco Sabadell.


Francesc Casas Selvas

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, ha ocupado el cargo de director general en diversas empresas vinculadas al sector de la automoción. Desde 2015 es vocal independiente de la Junta de Gobierno del Instituto Catalán de Finanzas (ICF),​ entidad financiera pública cuyo accionista único es la Generalitat de Catalunya. Es, además, miembro de la Comisión Ejecutiva y de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones de dicha entidad. En el Banco Sabadell ha ejercido de consejero desde 1998 hasta 2013, miembro de su Comisión de Autidoría y Control de 2002 a 2012, y miembro de la Comisión Superior de Riesgos de 2005 a 2011.


Sol Daurella

La actual presidenta de Coca-Cola European Partners (CCEP), empresa que fabrica, embotella y distribuye Coca-Cola, es una de las personas más ricas de Catalunya. Aunque siempre se ha dedicado al sector privado, gracias a la herencia familiar, en 2016 entró a formar parte del  Consejo Consultivo del Consejo de la Diplomacia Pública de Cataluña (Diplocat), abandonando en enero de 2017, menos de dos meses después de su fichaje.

*Artículo publicado en #LaMarea66

Supermercados DIA: dimite su presidenta y marca mínimo histórico en bolsa

ana maria llopis, reuters, dia

El 15 de octubre de 2018 es una fecha aciaga en la historia de Distribuidora Internacional de Alimentación S.A. (DIA). Este lunes comenzaba con informe negativo de JP Morgan en el que el banco de inversión de Wall Street rebajaba su previsión para el precio de la acción del grupo de supermercados de 2,10 a 1,70 euros y anticipa una nueva caída de las ventas y beneficios en gran parte por la devaluación de las monedas de Argentina y Brasil.

Más tarde, DIA remitió un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que hacía tres anuncios. El primero, la dimisión inmediata de la presidenta no ejecutiva Ana María Llopis, una decisión ya anunciada meses atrás y que estaba prevista para 2019, cuando deje su puesto de consejera. Stephan DuCharme, nuevo vicepresidente primero, será su sustituto provisional en funciones. DuCharme es el hombre fuerte del máximo accionista de la cotizada, el multimillonario ruso Mijaíl Fridman. Con este movimiento, el IBEX 35 pierde una de sus pocas mujeres presidentas (a fecha de hoy ya son solo tres) y Fridman gana poder en la compañía.

La segunda bomba que incluye el documento es una rebaja de sus estimaciones de resultados para 2018, con una bajada del beneficio bruto previsto entre un 30% y un 38% respecto a los 568 millones de euros del ejercicio 2017. Asimismo, estima un efecto patrimonial negativo por un importe aproximado de 70 millones de euros. El tercer hecho relevante que recoge la CMNV es la suspensión del reparto de dividendos para el ejercicio 2019.

Todo esto se ha dejado notar en el IBEX 35, donde la acción de DIA se ha desplomado desde los 1,90 euros con los que cerró la sesión anterior al 1,10 euros, una bajada de más del 40% en solo un día. La cotización de la multinacional hace un nuevo mínimo histórico. Esta bajada en bolsa supone una caída de la capitalización de casi 500 millones de euros en una única jornada, hasta algo más de 680 millones.

En La Marea, continuando con nuestra vigilancia de las empresas del IBEX 35, hemos publicado un nuevo dossier dedicado a Grupo DIA.

Hoy por ti, mañana por mí. Especial puertas giratorias de las energéticas

Descarga el especial Puertas Giratorias Energéticas, incluido en #LaMarea62.  Identificamos a más de 175 exaltos cargos políticos que formaron o forman parte de los consejos de administración y equipos directivos de estas compañías. 

JOSÉ BAUTISTA / DANI DOMÍNGUEZ / EDUARDO ROBAINA / ANA ORDAZ // Las puertas giratorias existirán siempre, y si no existen es una desgracia que la política solo pueda contar con políticos profesionales que no puedan entrar y salir” [sic], aseguraba en enero Pedro Solbes, exministro de Economía y Hacienda, ante la Comisión parlamentaria que investigó la crisis, la quiebra de las cajas de ahorros y su posterior rescate con dinero público. Hasta 2014, Solbes fue consejero de Enel, la eléctrica italiana que se hizo con el control de Endesa con el beneplácito del gobierno socialista del que él formaba parte. Su sucesora en el ministerio, la socialista Elena Salgado, economista de profesión, también trabajó en Endesa. Fue nombrada consejera de la eléctrica española menos de un año después de dejar el cargo. Salgado asegura “entender” las puertas giratorias y se escuda en que en realidad su “vocación inicial fue la de ser ingeniero de energía”. También fue consejero de Endesa Luis de Guindos (PP), sucesor de Salgado en la cartera de Economía, quien antes de llegar a la eléctrica había sido secretario de Estado de Economía a las órdenes del entonces ministro Rodrigo Rato.

El sector de la energía es uno de los que más puertas giratorias aglutina. Endesa no es más que un ejemplo: en su plantilla han trabajado al menos un presidente, cinco ministros y una larga lista de altos cargos públicos, desde secretarios de Estado hasta consejeros autonómicos. Al igual que Repsol, Enagás, Red Eléctrica y otras compañías energéticas, Endesa también era una empresa pública y estatal, pero el gobierno de Felipe González (PSOE) inició su privatización, obra que culminó José María Aznar a finales de los noventa.

Hay puertas giratorias que dejan transcurrir varios años desde que salen del gobierno hasta que fichan por alguna compañía del ramo energético. En otros casos, solo transcurren meses. Hay exaltos cargos del Estado que entran en los consejos de estas empresas por su reputada trayectoria profesional y académica, como es el caso de Jorge Fabra, expresidente de Red Eléctrica. No obstante, la mayoría no dispone de experiencia previa ni estudios o perfil técnico relacionados con el sector. Un caso llamativo es el de Arsenio Fernández de Mesa, exdirector de la Guardia Civil y actual consejero de la misma compañía. Fernández no tiene estudios universitarios y, fuera del ámbito político, solo ha trabajado como ayudante de jardinería.

En los años 90 ya había políticos que saltaban del gobierno a las empresas energéticas. Basta repasar las hemerotecas para dar cuenta de esto. Por entonces aún abundaban los perfiles técnicos, hecho que evitaba posibles escándalos como los que provocan actualmente ciertos nombramientos. Pero las privatizaciones iniciadas por Felipe González y culminadas por José María Aznar dieron un giro a esta dinámica. Fabra ilustra este cambio con una anécdota: “Tras varios años, fui a Endesa para hablar con el consejero delegado. Entré en el garaje y me encontré que aquello parecía un concesionario de BMW. Aquello había cambiado completamente. Los sueldos de los directivos eran escandalosos”.

Tras el estallido de la crisis, buena parte de la ciudadanía empezó a cuestionar el fenómeno de las puertas giratorias. Son conocidos los casos de los expresidentes Leopoldo Calvo Sotelo (UCD, Gas Natural Fenosa –ahora Naturgy–), José María Aznar (PP, Endesa), o Felipe González (PSOE, Gas Natural Fenosa), quien argumentó que dejaba su cargo en la empresa gasista no porque hubiera incompatibilidades, sino porque era «muy aburrido”.

Sin embargo, aún pasan desapercibidos otros altos cargos con menos visibilidad mediática pero que juegan un papel clave a la hora de pensar y redactar leyes, decretos y órdenes ministeriales. “La puerta giratoria más nociva es la de los altos técnicos de organismos reguladores, abogados del Estado, economistas del Estado… De esto no se habla, solo se piensa en ministros y poco más”, explicaba Jorge Fabra a La Marea a principios de 2017.

Que la clase política y las energéticas tengan contacto directo no es raro. Por un lado, la venta de electricidad, gas y petróleo es un negocio estratégico y de vital importancia para la sociedad y la economía –sirvan de ejemplo los efectos del encarecimiento de la luz o la gasolina–. Debido a esto, los sucesivos gobiernos legislan y regulan el sector, estableciendo límites y garantizando el funcionamiento del mercado energético pensando, supuestamente, en el bien común. De ahí el interés de estas empresas por mantenerse próximas y en buena sintonía con los círculos de poder político.

Un negocio exclusivo

Por otro lado, el sector energético requiere inversiones de capital intensivo, es decir, es necesario tener grandes sumas de dinero para, entre otros, construir una central nuclear, poner en marcha una central hidroeléctrica, desplegar kilómetros de líneas de alta tensión o afrontar la burocracia necesaria para obtener licencias operativas. No es lo mismo vender pan que vender petróleo, por eso en España hay más de 15.000 panaderías, según la patronal CEOPAN, y poco más de una decena de petroleras distribuyendo crudo, por poner un ejemplo. Tampoco es normal que tres empresas eléctricas (Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa) acaparen en torno al 90% de la producción eléctrica nacional. En resumen, el pastel energético se reparte entre pocas manos. Esto explica la relación fluida y directa entre gobernantes y dirigentes empresariales del negocio energético.

En el Ibex 35, principal selectivo bursátil español, hay seis compañías del ramo energético: Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Endesa, Repsol, Enagás y Red Eléctrica de España. Las cuatro últimas eran empresas públicas, propiedad del Estado hasta finales de los años 90. Las dos últimas –Enagás y Red Eléctrica– siguen teniendo como accionista mayoritario al Estado, que es quien garantiza por ley que operen en régimen de monopolio (transporte de gas y electricidad, respectivamente), aunque el 80% de sus dividendos –dinero con el que la empresa ‘premia’ a sus accionistas– va a parar a manos privadas, como fondos de inversión extranjeros como Blackrock o grandes bancos, como Caixabank. Actualmente España tiene una de las facturas de la luz más caras de la Unión Europea. Además, a pesar de ser uno de los países con más horas de luz solar del planeta, el mix energético español sigue siendo adicto al gas natural y el petróleo, dos recursos que España importa de países como Argelia, Arabia Saudí o Libia. De ahí el riesgo de que los gobernantes tengan más preocupación por ganarse un puesto bien remunerado en una compañía energética que por erigir un sector energético estable, autosuficiente en la medida de lo posible y respetuoso con el medio ambiente.

En #YoIBEXtigo identificamos a más de 175 exaltos cargos políticos que formaron o forman parte de los consejos de administración y equipos directivos de estas compañías. Se trata de un fenómeno ampliamente extendido en España, suavizado por los principales medios de comunicación, que cada año ingresan parte de los presupuestos millonarios en publicidad de estas empresas, sin importar su ideología. PSOE y PP aglutinan la mayor parte de las puertas giratorias, aunque en el juego también entran PNV, Esquerra Republicana, la extinta CiU e incluso líderes sindicales de UGT y Comisiones Obreras, entre otros. No están todos los que son, pero sí son todos los que están. Y ninguno de esos nombres fue vetado por la Oficina de Conflictos de Interés, el ente público encargado de sacar tarjeta roja a los nombramientos que puedan incurrir en incompatibilidades.


AMISTADES Y FAMILIARES

Eduardo Robaina y Dani Domínguez

Uno para todos, todos para uno. José Folgado es presidente de Red Eléctrica desde 2012. Tres veces secretario de Estado con Aznar, llegó a su actual puesto tras renunciar a la alcaldía de la ciudad madrileña de Tres Cantos, cargo que ostentaba desde 2007. Abandonó pocos meses después de ganar las elecciones, pero no lo hizo solo. Tras él, un efecto dominó. Primero fichó a Beatriz Elisa de Munck Loyola, su exjefa de gabinete y primera teniente de alcalde, como directora de gabinete de Presidencia y Relaciones Institucionales en REE. Tuvo una suerte similar Daniel Arveras, antiguo director de comunicación del municipio madrileño, que pasó a ser asesor externo del departamento de Comunicación de la compañía eléctrica.

Todo queda en familia. Desde perfiles técnicos a personalidades sin conocimiento de la materia, pasando por aquellos elegidos que tienen lazos familiares directos con altos cargos del Estado. Dos de los casos más emblemáticos son los de Ignacio López del Hierro Bravo, marido de la exministra de Defensa María Dolores de Cospedal, y Alberto Nadal, hermano gemelo del exministro Álvaro Nadal. Tras ser propuestos como nuevos consejeros de REE, ambos aseguran que renunciaron pocos días después para no perjudicar a sus respectivos familiares (por entonces, Álvaro Nadal era director de la Oficina Económica del presidente Rajoy). En el caso de Iberdrola, son varias las veces que se han llevado a cabo estas prácticas. Ana Bono Rodríguez, hija del exministro José Bono –amigo de Ignacio Sánchez Galán, presidente de la compañía–, trabaja como jefa de equipo en el área de regulación del departamento jurídico. También Marta Ares Godoy, primogénita de Rodolfo Ares, exconsejero socialista de Interior en el Gobierno vasco (2009-2012), figura en nómina de Iberdrola, una lista a la que también se suma N. Alfonsín Uranga, hija del actual jefe de la Casa Real, quien ejerce como Junior Brand Manager desde agosto de 2016.

Ni experiencia ni estudios. En noviembre de 2016, Arsenio Fernández de Mesa dejó su puesto como director general de la Guardia Civil. El 31 de enero de 2017, REE anunciaba su incorporación como consejero independiente. REE afirma que este antiguo auxiliar de jardinería, sin experiencia ni estudios en el sector energético, era “idóneo para el cargo” y por ello le asignó un sueldo base de 156.000 euros por 11 reuniones anuales. No obstante, Fernandez Mesa no es el único que ha pasado por una energética del Ibex35 sin tener estudios ni experiencia en el sector.

Cosa de hombres. De las más de 175 puertas giratorias documentadas por La Marea en las seis empresas energéticas del Ibex35, el 85% están copadas por hombres. Endesa es la compañía con menor número de mujeres en las puertas giratorias: solo dos de las 33 halladas, es decir, el 6%. Le siguen de cerca Gas Natural Fenosa y Repsol, con cuotas de puertas giratorias femeninas del 6,2% y un 9,1% respectivamente. En el lado contrario se encuentra Red Eléctrica, donde el 32,3% de las puertas giratorias son mujeres.

Indemnizaciones millonarias. Es paradigmático el caso de Red Eléctrica ya que, aunque el Estado es su principal accionista, no revela las indemnizaciones que reciben sus cargos tras ser despedidos. Por otra parte, Repsol es una de las empresas del sector energético más generosas con los salarios y los pagos por despido de sus consejeros y directivos. Destacan casos como el de Fernando Ramírez Mazarredo, quien se embolsó algo más de nueve millones de euros tras su salida de la compañía en 2010 y se valió de técnicas de ingeniería fiscal que le permitieron tributar menos (ese año ingresó más de 11 millones de euros y Hacienda le devolvió 53.367).