Las trabajadoras de DIA: muchas cajeras, pocas directoras

Si se escucha la palabra “cajero” la gente probablemente pensará en la máquina de los bancos para sacar o ingresar dinero. En cambio, si se habla de una “cajera“, se suele visualizar a una mujer en el supermercado pasando artículos por el código de barras y cobrando a los clientes. Los datos de la compañía lo confirman: las mujeres son mayoría en DIA.

La cadena de supermercados destaca por ser, junto a Siemens Gamesa y Grupo Santander, las únicas compañías del IBEX 35 que tienen como presidenta a una mujer, y aunque el 66% de los empleados a nivel global del Grupo DIA lo conforman mujeres, el género femenino es minoritario en los puestos de manager (38%) y de dirección (27%), según datos de finales de 2017 de la propia empresa. La venezolana Ana María Llopis Rivas llegó a la presidencia en julio de 2011 y ha anunciado su marcha definitiva en 2019 -en octubre de 2018 abandonó el máximo cargo-. Defiende el papel de la mujer en las empresas, aunque solo hay tres mujeres entre los 11 miembros del Consejo de Administración y ninguna en el Comité de Dirección de DIA, formado por cinco hombres.

Pese a contar con un Plan de Igualdad en España desde el año 2012, que “persigue profundizar aún más en la equidad de oportunidades profesionales a todos los niveles de la plantilla”, solo el 34,23% de las promociones a grupos profesionales “diferentes del de partida, en los niveles de manager y directivos, estuvo destinado al personal femenino” en el año 2017, explica DIA en su memoria anual.

Aunque los datos que aporta DIA en su web muestran que no hay paridad en puestos de responsabilidad en el global del grupo, dos de los tres sindicatos firmantes del Plan de Igualdad defienden que sí la hay en España, excluyendo el Consejo de Administración, que queda fuera del ámbito del plan firmado. “Se trabaja en la ruptura de la brecha salarial, en la mayor conciliación y en medidas de impacto de género aunque el Plan de Igualdad es mejorable”, defiende Antonio Pérez, secretario general de FETICO (Federación de Trabajadores Independientes del Comercio), sindicato mayoritario en DIA y en el sector de grandes superficies.

FETICO forma parte de la comisión de seguimiento del plan y asegura que “los datos estadísticos reflejan que la mayoría de personas con responsabilidad en DIA son mujeres”, en concreto un 53% de los cargos medios, según un documento de la comisión de seguimiento que el sindicato no ha compartido con La Marea por estar “sometido a sigilo”. Ángeles Rodríguez, coordinadora de Comercio en la Federación de Servicios de CCOO, aclara: “En cargos medios hay paridad. Venimos de una tradición donde la jefatura era todo hombres y eso va cambiando. Hace 15 años no encontrabas hombres en las cajas y ahora hay aunque sean pocos. Se habla de encargadas de tienda porque son todo mujeres. El departamento de recursos humanos también está formado por mujeres”.

Juan José Arjona López, extrabajador en el centro logístico de El Puerto de Santa María (Cádiz), tiene una visión crítica: “Igualdad en DIA ninguna”, afirma. Los puestos de trabajo están “segregados” por género, con mujeres mayoritariamente en las oficinas “pero con jefes hombres” y preponderancia masculina en el almacén. Esta división sexual del trabajo en DIA lleva a que las trabajadoras de este centro logístico “no tengan incentivos, es un sueldo fijo” porque “solo tienen incentivos los del almacén”, copado por hombres, denuncia este exempleado.

En la misma provincia, en diversas tiendas de Jerez de la Frontera, trabajó durante seis años Aurora van Echelpoel, despedida por DIA y actual secretaria de CNT Jerez. “Entré como madre soltera. Me daban horarios en los que yo no podía cuidar a mi hija. Tuve que pedir la reducción de jornada ganando menos de 500 euros. Así te tienen cogida hasta que tu cuerpo no aguanta”, cuenta van Echelpoel. La belga afincada en Jerez denuncia la discriminación en las promociones laborales: “Era una de las más antiguas y me hacían formar a los más jovencitos. De buenas a primeras te encontrabas con que los jovencitos que hacía una semana había formado subían a encargados. ¿Si yo los había formado, por qué no me ascendieron?”, se pregunta. Frente a estas acusaciones, DIA ha declinado valorar declaraciones de trabajadores.

8-M en DIA

La huelga del 8 marzo de 2018 es un hito del movimiento feminista español que buscaba acabar con prácticas discriminatorias como las denunciadas en DIA. M.J.G. fue la única persona de su centro que no acudió a trabajar ese día: “Y desde entonces estoy en el punto de mira”, dijo a este medio días antes de ser despedida. La ya extrabajadora advertía de que “las compañeras no la secundaron más que nada por miedo”.

FETICO, el sindicato mayoritario en DIA,  no se adhirió a la huelga por no haber sido llamado “para ser convocante” y porque, argumenta, “lucha por la igualdad real de mujeres y hombres dentro de las empresas haciendo acciones directas”. Algunas de esas acciones fueron compartir fotos en redes sociales con el hashtag #SinLímitesFetico de una pulsera púrpura desde los centros de trabajo el mismo día de la huelga. El sindicato difundió antes del 8-M un vídeo conjunto con la exsenadora del Partido Popular y secretaria general de Mujeres en Igualdad Carmen Fúnez. La expolítica rechaza la huelga “porque en temas de igualdad sobran los gestos y se necesitan más acciones directas, y la huelga no deja de ser un gesto”.

Los planes de igualdad, que FETICO toma como ejemplo de acción directa dentro de las empresas, son obligatorios en empresas de más de 250 trabajadores y trabajadoras, tal y como establece la ley de igualdad en vigor desde el año 2007. “FETICO vende como éxitos suyos la transposición de la legislación laboral general a los convenios propios”, sostiene Ángeles Rodríguez, de CCOO.

CONTINUAR LEYENDO

¿Sabes que ‘La Marea’ rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

MÁS ARTÍCULOS DE Igualdad

En febrero de este año, Grupo DIA anunció que el 28 de cada mes rebajaría un 10% a compresas, tampones,… Leer más

Fermín Grodira


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.