Central de Endesa en As Pontes. Foto: Soledad Santo / CC BY-NC 2.0.Central de Endesa en As Pontes. Foto: Soledad Santo / CC BY-NC 2.0.

Endesa, la empresa más contaminante de España

“Endesa considera la excelencia medioambiental como un valor fundamental de su cultura empresarial”. Así comienza uno de los documentos en los que la compañía desglosa sus supuestos principios básicos en materia medioambiental. Sin embargo, los datos de la Oficina Española del Cambio Climático, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, sitúan a Endesa como la empresa más contaminante de España, con aproximadamente el 10% de todas las emisiones del país, es decir, más de 33 millones de toneladas de CO2 al año (en 2012 rozó los 38 millones de toneladas).

Los altos niveles de contaminación de Endesa se entienden al observar que el carbón y el gas natural son los grandes protagonistas del mix de producción eléctrica de Endesa, junto con la energía nuclear. Precisamente la planta térmica de As Pontes (Galicia) es el complejo industrial que más CO2 emite en toda España. En total, el 40,2% de la electricidad producida por esta compañía procede de centrales térmicas clásicas, alimentadas a base de carbón, mientras que los ciclos combinados (gas natural) representan el 10,6% de la luz producida por Endesa, según sus informes más recientes. Solo el 1,7% de su electricidad procede de fuentes limpias como la fotovoltaica o la eólica.

Endesa asegura en su página web que ha invertido 1.441 millones de euros en activos medioambientales y que trata de mejorar sus indicadores ambientales año tras año, aunque los datos revelan avances escuetos o inexistentes desde que en 1998 aprobó su primera política medioambiental. En letra pequeña aclara que “Endesa calcula su huella ambiental en base a una metodología propia de cálculo” y destaca las iniciativas sostenibles en las que participa, así como su amplio repertorio de certificados ISO -protocolos privados por los que hay que pagar y que están reconocidos por la administración pública-. No obstante, no desglosa esos activos ni accede a responder a La Marea sobre esta y otras cuestiones planteadas en este dossier #YoIBEXtigo.

Los últimos informes de Endesa, relativos a 2016, indican que la compañía dedicó 16,17 millones de euros a investigación y desarrollo (I+D), una cifra inferior a la que desembolsó a favor de la agencia publicitaria ligada a Rodrigo Rato para contratar anuncios en radio. Es imposible determinar qué cantidad de ese presupuesto fue a parar a tecnologías renovables ya que Endesa no desglosa esa información, a diferencia de otras compañías eléctricas. Por el contrario, la estrategia publicitaria de Endesa otorga gran repercusión mediática a informaciones menos comprometedoras, como las visitas de estudiantes que organiza la compañía a algunas de sus plantas, o los premios culturales, medioambientales y sociales que reciben Endesa y su fundación cada año.

El último informe de responsabilidad corporativa de Endesa dedica un amplio espacio al tema medioambiental (el binomio ‘cambio climático’ aparece 88 veces en el documento). Tras enumerar sus planes para combatir el calentamiento global y reducir sus emisiones, la eléctrica lanza una afirmación que pone en entredicho su compromiso con el medio ambiente: “El incremento de la cantidad de energía renovable generada podría suponer un riesgo en tanto supone disminución del hueco térmico”. En otras palabras, Endesa ve peligrar su negocio basado en el carbón debido al avance de las renovables. Otro aspecto llamativo que aparece en la letra pequeña: Endesa solo recicla el 15,8% de los desechos que generan sus centrales de carbón, diez puntos menos frente al objetivo que se había establecido a sí misma en 2015.

Endesa asegura que el 6% de su inversión social va a parar a proyectos de protección medioambiental y biodiversidad, lo que sitúa a esta la partida como la menos prioritaria, junto con la salud, dentro de los programas de desarrollo social de la eléctrica. Desde hace varios años, entre sus propios objetivos medioambientales también está la ampliación de los coches eléctricos en su flota de vehículos.

Más allá de sus declaraciones de buenas intenciones, Endesa enfrenta actualmente varias investigaciones judiciales por sus emisiones en Melilla y otras ciudades, vertidos tóxicos y otros riesgos ambientales en el sur de Chile, vertidos de aceite en el Ebro y tala de pinos en el Parque Infanta Elena de Sevilla, entre otros.

De cara al futuro, la compañía más contaminante de España aspira a convertirse en una empresa ‘carbón neutral’ para 2050, aunque ni sus informes ni su departamento de prensa explican qué significa ‘carbón neutral’ -de hecho, la expresión aparece entrecomillada en sus documentos-, ni detalla por qué elige un horizonte tan lejano cuando la mayoría de organismos internacionales e incluso el Acuerdo de París contra el cambio climático establecen 2030 como fecha límite para haber establecido medidas en este sentido. En cualquier caso, la compañía mantiene en nómina a un nutrido grupo de ex altos cargos políticos en su dirección para acometer este objetivo.

CONTINUAR LEYENDO

¿Sabes que ‘La Marea’ rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

MÁS ARTÍCULOS DE Medio ambiente

TONI MARTÍNEZ // Cuando el 31 de diciembre de 2007 se dejó de extraer carbón de la mina a cielo… Leer más

TONI MARTÍNEZ // Dos ñandúes salen al paso de los caminantes que pasean por la estrecha acera situada cerca de… Leer más

josé bautista

josé bautistaRedactor de economía e internacional, centrado en el proyecto YoIbextigo.

Una respuesta a “Endesa, la empresa más contaminante de España”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.