Buque de exploración de hidrocarburos de Repsol. Foto: Repsol.Buque de exploración de hidrocarburos de Repsol. Foto: Repsol.

Unas perforaciones de Repsol ponen a China y Vietnam al borde del conflicto militar

Un proyecto de Repsol para extraer gas natural en un territorio en disputa del mar del Sur de China ha estado a punto de provocar un conflicto militar entre Vietnam y China.

La semana pasada las autoridades vietnamitas ordenaron a la petrolera que pusiera fin a sus perforaciones en una zona reivindicada por China después de que el Gobierno chino amenazara con lanzar un ataque para cancelarlas por la fuerza, según confirmaron fuentes diplomáticas de Vietnam a la BBC.

Varios ejecutivos de Repsol fueron informados la semana pasada por las autoridades vietnamitas de que China había amenazado con atacar sus bases en las islas de Spratly si no cesaban las perforaciones de la petrolera española, según una fuente del sector consultada por la cadena británica. A las preguntas de La Marea ante lo sucedido, Repsol responde que no tiene “nada que comentar”. Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores responden que “el gobierno sigue de cerca el caso” y mantiene una “estrecha relación con Repsol”. Sobre el conflicto entre China y Vietnam, Exteriores responde que “España no entra en controversias que pueda haber entre estados ribereños del Mar de China” y defiende que “las diferencias deben ser resueltas de modo pacífico”.

Desde junio, Repsol realiza prospecciones en busca de gas natural en un área de aproximadamente 400 kilómetros en la costa al sureste de Vietnam, en el mar del Sur de China, unas aguas que el gigante asiático reclama como propias y que también protagonizaron episodios de tensión con otros países del sureste asiático. De hecho, Repsol habría aceptado ese proyecto a pesar de que en 2014 varios buques guardacostas de China y Vietnam ya se enfrentaron en otra área cercana con el mismo grado de disputa.

Según un analista citado por BBC y que pide anonimato, la compañía española ha invertido en ese proyecto al menos 300 millones de dólares. Como es habitual por parte de la antigua compañía estatal, desde que comenzó estas perforaciones, Repsol no emitió comunicados de prensa ni ningún tipo de información acerca de sus proyectos en este territorio en disputa.

La zona que ha desatado el conflicto entre Vietnam y China es conocida por los vietnamitas como Bloque 136-03 (los chinos la llaman Wanan Bei-21) y fue asignada para labores de prospección y perforación a una compañía llamada Talisman-Vietnam, subsidiaria de Repsol desde 2015 (antes pertenecía a la canadiense Talisman).

Por su parte, las autoridades chinas vendieron los derechos de exploración de esa zona a una empresa con sede en Hong Kong cuyo nombre no ha trascendido aún. Previamente China había autorizado para la misma tarea a la petrolera Brightoil (dos de sus dirigentes forman parte del Partido Comunista Chino), pero recientemente la compañía abandonó el acuerdo.

En los últlimos años Repsol ha sido protagonista de otros enfrentamientos entre gobiernos. El más relevante tuvo lugar en 2012, cuando la diplomacia española lanzó una ofensiva contra Argentina como respuesta a la nacionalización de YPF, hasta entonces perteneciente a la petrolera española cuyo máximo ejecutivo es Josu Jon Imaz (ex presidente del PNV).

Donación a La Marea

CONTINUAR LEYENDO

josé bautista

josé bautista

Redactor de economía e internacional, centrado en el proyecto YoIbextigo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *