De los 23 proyectos en la cartera de Técnicas Reunidas a 31 de diciembre de 2018, cinco son en Arabia Saudí, los cinco contratados por la estatal Saudi Aramco. PIXABAY / Licencia CC0

Una compañía que depende de proyectos en países a la cola en derechos humanos

Un proyecto de refinería en Bahrein, una planta de tratamiento de gas en Emiratos Árabes  Unidos y el proyecto de un campo petrolífero en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos) fueron las principales adjudicaciones de Técnicas Reunidas en 2018. Y es que solo el 2% de los proyectos de la empresa especializada en el diseño y gestión de la ejecución de proyectos de plantas industriales se desarrollan en Europa frente al 75% que llevan a cabo en Oriente Medio a fecha de 2017.

Técnicas Reunidas ocupa el puesto 22 en el ránking de mayores constructoras y empresas de ingeniería del mundo por volumen de negocio internacional, tras perder tres posiciones respecto a 2018, según los datos recabados por la revista especializada Engineering News Record. El 39% de la plantilla de Tećnicas Reunidas trabaja fuera de España, en concreto 3.526 de 8.971 empleados.

Uno de los principales contratistas de la multinacional española es Saudi Aramco, la empresa energética más grande del mundo, la cual se encuentra en manos del Estado saudí. La compañía, que tiene más ingresos que Apple, ha contratado en al menos 19 ocasiones a Técnicas Reunidas, según explicaba el presidente de Técnicas Reunidas José Lladó en el informe integrado del año 2017 de la compañía. Precisamente en el país de la monarquía absoluta de los Saud, Técnicas Reunidas emplea a 1.074 personas, el 11,97% de su plantilla, haciendo de Arabia Saudí el segundo país con más empleados de la compañía.

Las violaciones de derechos humanos y la naturaleza totalitaria del Estado saudí han sido denunciadas por defensores de derechos humanos, pero el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí en Ankara (Turquía) en octubre de 2018 por un comando de personas cercanas al príncipe heredero Mohammed bin Salman centró durante semanas la atención mediática y política internacional en el país. La presión internacional tras el escándalo que supuso esta ejecución ordenada por el príncipe heredero saudí, según la agencia de inteligencia estadounidense CIA, llevó a que Alemania suspendiese la venta de armas a Arabia Saudí. Multinacionales y líderes mundiales boicoteasen un foro económico organizado en Riad en octubre de 2018.

De los 23 proyectos en su cartera a 31 de diciembre de 2018, cinco son en Arabia Saudí, los cinco contratados por la estatal Saudi Aramco. En segundo lugar se ubica la vecina Emiratos Árabes Unidos con tres proyectos. Emiratos Árabes Unidos se autodefine como un sistema constitucional federal pero la presidencia del Gobierno es ejercida por el propio emir de Abu Dhabi, quien es elegido de forma no democrática por un Consejo Supremo Federal conformado por él y los otros seis emires que ejercen el poder en los EAU. La ley islámica rige el país, la libertad de prensa no existe y se llevan a cabo desapariciones forzadas, según activistas de derechos humanos.

Además, la coalición internacional liderada por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos que desde marzo de 2015 bombardea territorio controlado por rebeldes hutis en Yemen ha matado a más 8.400 civiles (más de 1.300 niños) y herido a más de 9.600 personas (más de 880 niños) según la organización sin ánimo de lucro The Yemen Data Project. Pese a las críticas a las empresas que tienen negocios en Arabia Saudí, Técnicas Reunidas continúa operando en el país al que llegó en el año 2003 y cuya petrolera estatal es uno de sus principales clientes.

Otro país con escaso respeto por los derechos humanos en el que opera Técnicas Reunidas es Omán, con una plantilla directa de 266 personas y un proyecto en la cartera en 2018. Al igual que Arabia Saudí, Omán es una monarquía absoluta en la que las relaciones sexuales entre dos hombres y el adulterio son delito. Los trabajadores migrantes ven confiscados sus pasaportes y no pueden dejar su trabajo sin el permiso de su empleador, denuncia Human Right Watch.

2,67 puntos sobre 100 en derechos humanos. Esa es la puntuación que le da el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa a Técnicas Reunidas en su informe 2017 dedicada a las empresas del IBEX 35, donde la compañía ocupa el quinto peor puesto por la cola en esta materia, muy por debajo de los 15,89 puntos obtenidos por las otras empresas del sector.

En 2012 Técnicas Reunidas anunció su primer contrato, de 800 millones de dólares, en Canadá por parte de una compañía explotadora de arenas petrolíferas de Alberta. Pero esta adjudicación le supuso un sobrecoste de al menos 90 millones de euros, lo que llevó a perder un 55% de su beneficio en 2015. Técnicas Reunidas Canadá perdió 194 millones de euros ese año. En 2018 la empresa no tiene ningún proyecto en cartera en el país americano aunque sí emplea allí directamente a 26 personas.

La multinacional también patrocina la celebración de la Fiesta Nacional en varias embajadas de España. La Embajada de España en Lima (Perú) y la filial Técnicas Reunidas de Talara firmaron un convenio por el que se agradecería en la fiesta del 12 de octubre de 2018 a la empresa por su ayuda y se incluía su logotipo en todo el material gráfico impreso de la actividad a cambio de que Técnicas Reunidas pagase una parte del coste del cátering de esa noche: 2.800 soles (unos 755 euros). Este convenio se volvió a repetir en 2019 con una aportación de 2.850 soles (unos 770 euros) para pagar la “contratación por su cuenta de uno varios suministros o servicios”.

Con 290 empleados, Perú es el cuarto país con mayor plantilla en 2018. Este evento público-privado para celebrar la Fiesta Nacional en un país extranjero se repitió en la Embajada de España en Argel (Argelia) en 2019 a cambio de 100.000 dinares (unos 754 euros) pagados por Técnicas Reunidas, en la embajada española en Riad (Arabia Saudí) por 25.000 reales saudíes (unos 6.100 euros) y en la embajada de Ankara (Turquía) a cambio de 3.000 euros.

Para 2019, Técnicas Reunidas llega a otros mercados como Singapur, donde expandirá la refinería de ExxonMobil en el país asiático.

Técnicas Reunidas no ha respondido a las preguntas enviadas por La Marea respecto al cumplimiento de derechos humanos en los países en los que opera.

CONTINUAR LEYENDO

¿Crees que este artículo se podría publicar sin…

la independencia que nos da ser un medio financiado por personas críticas como tú? En lamarea.com no dependemos de anuncios del Ibex35, ni de publirreportajes encubiertos. No es fácil, pero desde 2012 estamos demostrando que es posible.

Lamarea.com está editada por una cooperativa que apuesta por el periodismo de investigación, análisis y cultura. Y que cuenta con una #AgendaPropia. Llevamos años hablando de otro modo de la crisis climática, de feminismo, de memoria histórica, de economía, del auge del neofascismo… Podemos hacerlo porque miles de personas se han suscrito a nuestra revista o avalan nuestros proyectos. Ahora puedes unirte a esta comunidad. Entra aquí

Fermín Grodira


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.