subvenciones ArcelorMittalCables de acero en la fábrica de ArcelorMittal en Zenica. Foto: REUTERS/Dado Ruvic

Un imperio apoyado en subvenciones y préstamos ventajosos

Entre octubre de 2014 y diciembre de 2018, ArcelorMittal España recibió cerca de cuatro millones de euros en subvenciones que no contemplaban ninguna contraprestación, según aparece publicado en la web del Sistema Nacional de Publicidad de Subvenciones. A este importe se le suman otros 43,9 millones en préstamos. La multinacional siderúrgica fue una de las más beneficiadas por ayudas públicas en 2017. Aquel año recibió el gran grueso de los créditos concedidos —40,6 millones de euros —, además de 1,6 millones en subvenciones.

Del total de las ayudas, hasta 45,7 millones fueron otorgadas por la administración estatal. La gran parte del importe —43,9 millones— fueron préstamos del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, una entidad dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Ese dinero se destinó al centro de I+D que ArcelorMittal ha levantado en Avilés (Asturias), y que es uno de los 14 que tiene por todo el mundo. El resto se dividieron entre compensaciones por la emisión indirecta de CO2 — 1,1 millones de euros— y, en menor medida —apenas 15.000 euros— fueron ayudas del Instituto Español de Comercio Exterior.

A nivel europeo, las subvenciones concedidas a las distintas filiales de ArcelorMittal fueron más sustanciosas. Solo en 2017 — último año con datos publicados por la Comisión Europea (CE)— la siderúrgica recibió 14,3 millones de euros, de los que más de 4,8 fueron para ArcelorMittal Maizieres Research, que investiga, entre otras cosas, soluciones para el automóvil. Desde 2010, los importes de las cerca de un centenar de subvenciones recibidas suman al menos 24,4 millones de euros, sin contar muchas de las ayudas con distintos beneficiarios en las que el importe asignado a cada uno de ellos no aparece publicado por la CE.

Más allá de Europa

Pero son mucho más sustanciosas las ayudas recibidas por ArcelorMittal por parte de organismos financieros internacionales. Uno de ellos, el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (EBRD, por sus siglas en inglés), le ha otorgado préstamos por un valor de 1.451,56 millones de euros entre 2002 y 2018. Este  organismo financiero se fundó en 1989, justo después de la caída del muro de Berlín, con el objeto de “ayudar a empresas y economías a prosperar”, según señala su propia web. También para la “participación en la reforma de políticas de alto nivel” y para impulsar “economías de mercado abiertas”, apoyando a la empresa privada en Europa del Este y Central, añade la web.

Sus fondos y gobernanza lo forman 67 países de cinco continentes. Uno de ellos es España —desde 1991— , que aporta mil millones de euros a su fondo y que está representada por la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño y por la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva, como suplente.

La expansión y construcción del imperio siderúrgico de Mittal —después ArcelorMittal— se basó en la compra por parte de Lakshmi Mittal de acerías en Europa del Este que, con la caída de la Unión Soviética, se abrieron al mercado. Estas compras fueron acompañadas de ayudas en forma de préstamos ventajosos por parte del EBRD.

El primer gran préstamo que aparece en el apartado de transparencia de la web del EBRD fue otorgado el mismo año que Mittal compró la acería rumana Galati. Este proceso se convirtió en un escándalo en Reino Unido por el rol de intermediario que el entonces primer ministro Tony Blair tuvo en la compra. La planta fue adquirida por Mittal en 2001, después de que la Administración rumana gastara 5.000 millones de euros en sanearla. Mittal se comprometió a invertir en la modernización de la factoría 350 millones de dólares. Para ello, el EBRD le prestó al gigante metalúrgico 175 millones de euros. Dieciseis años después de la operación, la planta de Galati había perdido casi 20.000 puestos de trabajo de los 25.000 que había. En noviembre de 2018, ArcelorMittal la vendió a Liberty House.

Entre 2007 y 2017, ArcelorMittal ha recibido hasta 486 millones de euros para distintos programas de modernización y seguridad de las plantas y minas que tiene en Kazajistán. En 2008, un año después de recibir el primer préstamo —que ascendía a 350 millones de euros—, murieron 30 trabajadores en la mina que la multinacional compró en 1996 en Abaiskaya, Kazajistán. Desde 1996 a 2008, han fallecido 191 trabajadores en sus plantas de este país asiático, según un informe elaborado por Bankwatch Network. A pesar de que diversas organizaciones civiles se reunieron con la entidad financiera para avisar de las malas prácticas en seguridad, medio ambiente y contra la actividad sindical que ArcelorMittal imponía en estas factorías, la respuesta del EBRD fue que la empresa respondía “adecuadamente” a las preocupaciones locales, según se expresa en su Informe de Sostenibilidad de 2010.

El EBRD también supo de las quejas respecto al medio ambiente de la sociedad civil por la forma de actuar de ArcelorMittal en el resto de las plantas en las que había recibido financiación, lo que aparece citado en su informe de 2009, incluidas las de Ucrania, país en el que la multinacional recibió cerca de 700 millones de euros en préstamos entre 2006 y 2018. Todo este dinero iba destinado a la planta de Kryvyi ́Rih, la mayor de Ucrania. ArcelorMittal la compró en 2005, poco después de la Revolución Naranja y solo un año después de que fuera privatizada. Pagó por ella —por el 93% de las participaciones de la emrpesa— un total de 4.800 millones de dólares. Un año después, recibió un préstamo de 174,56 millones de euros para su modernización.

Y la Corporación Financiera Internacional

Otros de los grandes prestamistas de ArcelorMittal es la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), rama privada del Banco Mundial. Según el apartado de transparencia de su web —que contempla los préstamos cuya difusión es aprobada por la entidad—, el IFC otorgó entre 1994 y 2003 hasta 286,3 millones de dólares en ayudas (249,8 millones de euros). Desde la organización BankWatch Network han localizado cuatro préstamos más que han sido difundidos en la web del IFC: dos otorgados en 1997 y 2001 a través de su filial ArcelorMittal Tubarao por 132,5 y 3,4 millones de dólares respectivamente; otro recibido en 1997 por la entonces empresa checa Nova Hut; un tercero que habría recibido, según BankWatch, a través del banco kazajo Kazkommertsbank por 2,5 millones de dólares; y uno más, en 2004, a LNM Group, propiedad de la familia Mittal. Contando estos cuatro préstamos, la suma total de las ayudas otorgadas por IFC asciende a los 774,7 millones de dólares (676,2 millones de euros).

Al igual que el EBRD, Kazajistán  ha sido para el IFC uno de los destinos preferidos a la hora de otorgar préstamos a ArcelorMittal, pero se remontan a varios años antes. El primer crédito de IFC del que hemos conseguido referencias, por 132,5 millones de dólares, data de 1997 y estaba destinado a “restaurar la capacidad productiva” de la planta integral de Temirtau y de las minas. Fue dos años después de que Mittal comprara al gobierno kazajo lo que entonces se llamaba Ispat Karmet Steel Works. También en 1997, según BankWatch, el IFC le dio un préstamo de 250 millones de dólares a Nova Hut, la tercera siderúrgica checa, que fue adquirida en 2002 por ArcelorMittal. En 2003, según el informe de BankWatch, la empresa no había devuelto ninguna parte de la ayuda.

El primer préstamo del IFC a ArcelorMittal fue en 1994 y estaba destinado a Ispat Industries Limited, de la familia Mittal. Fueron 90 millones de dólares como parte de la financiación necesaria para hacer reformas en Alibag, a 30 kilómetros de Bombay. En 1996 recibió otros 45 millones de dólares más para así duplicar su capacidad productiva. Otro préstamo, por 27,3 millones de dólares en 1995, fue para financiar un plan de mejoras que ascendían a un total de 147,4 millones de dólares de la planta que la familia Mittal acababa de comprar un año antes al gobierno de Trinidad y Tobago. Según aparece en la ficha del proyecto desclasificado por IFC, se cobró a través de la sociedad Seolak Investment Ltd., con sede en Islas Vírgenes Británicas, uno de los principales paraísos fiscales del mundo.

*Los cambios de divisa de dólares a euros citados son a fecha de las operaciones a las que hacen referencia

D

CONTINUAR LEYENDO

¿Crees que este artículo se podría publicar sin…

la independencia que nos da ser un medio financiado por personas críticas como tú? En lamarea.com no dependemos de anuncios del Ibex35, ni de publirreportajes encubiertos. No es fácil, pero desde 2012 estamos demostrando que es posible.

Lamarea.com está editada por una cooperativa que apuesta por el periodismo de investigación, análisis y cultura. Y que cuenta con una #AgendaPropia. Llevamos años hablando de otro modo de la crisis climática, de feminismo, de memoria histórica, de economía, del auge del neofascismo… Podemos hacerlo porque miles de personas se han suscrito a nuestra revista o avalan nuestros proyectos. Ahora puedes unirte a esta comunidad. Entra aquí

MÁS ARTÍCULOS DE Internacional

El imperio de ArcelorMittal alcanza a más de medio centenar países en cinco continentes, con 538 plantas de producción, minas… Leer más

Ter García

Ter GarcíaRedactora y miembro del colectivo editor de El Salto. Entre 2012 y 2016 formó también parte del colectivo editor de Diagonal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.