El ex secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, hermano del actual ministro de Industria, Álvaro Nadal. Foto: Sedigás.El ex secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, hermano del actual ministro de Industria, Álvaro Nadal. Foto: Sedigás.

Sedigás y UNESA, los lobbies de GNF en España

Hay 18 grandes lobbies energéticos en España. A diferencia de la UE, el registro de grupos de interés que fue creado en 2016 por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) no es obligatorio, por lo cual las grandes empresas han eludido inscribirse de momento, entre ellas GNF. La ausencia de regulación sobre puertas giratorias y grupos de presión facilita que las grandes corporaciones influyan directamente sobre las decisiones de legisladores, tribunales y autoridades reguladoras, según Transparencia Internacional.

Esta opacidad está estrechamente relacionada con que España tenga una de las facturas de la luz más caras de Europa, la retirada de subvenciones a las energías renovables, el llamado “impuesto al sol” o que la energía nuclear reciba 40 veces más ayuda pública que la eólica, según varios informes de la Agencia Europea del Medio Ambiente citados por Greenpeace.

GNF está presente en numerosos lobbies en España. Algunos cumplen una función específica para la compañía, como Funseam, dirigida por Maite Costa, expresidenta de la Comisión Nacional de Energía (y persona muy vinculada al PSOE), que trabaja para acelerar la interconexión con Francia. Sin embargo, en el repertorio de lobbies de GNF destacan dos organizaciones: Sedigas y UNESA.

SEDIGAS

La Asociación Española del Gas (Sedigas) nació en 1970 con el objetivo principal de “impulsar al liberalización del mercado” de gas. Actualmente es el principal lobby del sector gasista y entre sus empresas asociadas destaca Gas Natural Fenosa, que aparece representada a través de 19 subsidiarias y es la empresa con más poder en este lobby presidido por Antoni Peris (desde 2007 en el cargo, su mandato concluye en 2020). Peris es director general de negocios regulados de GNF, patrono de la Fundación Gas Natural y entre sus méritos está la entrada del Grupo Gas Natural en Colombia, uno de los países donde más problemas tiene la compañía. Peris es un ponente habitual de eventos organizados por el despacho Llorente & Cuenca, el mismo que fichó al exministro socialista Jordi Sevilla a finales de 2016.

Sedigas reparte premios, organiza encuentros y es la principal encargada de difundir por medios propios y ajenos los supuestos beneficios del gas natural en la lucha contra el cambio climático. Consta en el registro de lobbies del Parlament de Catalunya (desde febrero de este año) y de la Unión Europea (oficialmente tiene dos lobistas en nómina en Bruselas), pero no en el de la CNMC, que en 2012 le impuso una multa de 900.000 euros por acordar y recomendar el precio de distintos servicios en el mercado del gas, incluida la atención de urgencias. El Tribunal Supremo anuló la sanción el pasado 4 de abril.

Cada año Sedigas organiza un encuentro (la inscripción cuesta entre 561 y 615 euros) en el que participan las principales autoridades del sector energético. La última “Reunión Anual” (es el nombre oficial del evento) fue inaugurada por el exministro José Manuel Soria, y clausurada por el presidente de la CNMC, José María Marín.

En 2015 a Sedigas le surgió un nuevo rival en España: Gas Industrial, el lobby formado por las industrias que consumen gas (representan casi el 60% de la demanda en España) y que piden precios más bajos. Sin embargo, Sedigas también cuenta con una nueva herramienta para defender sus intereses: desde noviembre de 2016 la patronal del gas y GNF dirigen –por un mandato de seis años– la Unión Internacional del Gas, el gran lobby internacional de las corporaciones de gas, que “aportará a Sedigas y también a Gas Natural Fenosa notoriedad a nivel internacional, acceso a la información sobre el debate energético y una notable capacidad de influencia”, informó GNF en nota de prensa.

UNESA

La Asociación Española de la Industria Eléctrica es la patronal del sector eléctrico español. UNESA hace lobby a favor de los intereses de las compañías eléctricas con negocios integrados (presentes en más de un sector del mercado), es decir, GNF, Iberdrola, Endesa, EDP España y Viesgo –el hecho de que sean pocos actores facilita su acción colectiva–. La fundó en 1944 el falangista vizcaíno José María de Oriol y Urquijo, marqués de Casa Oriol, antiguo consejero de Unión Fenosa y “gran patriarca de las eléctricas”, según el obituario que le dedicó el diario El País.

Entre los éxitos recientes de la labor de UNESA está la decisión del gobierno de Mariano Rajoy de retirar las subvenciones a las energías limpias en 2012, mientras que entre sus fracasos más sonoros figura su sonora reprimenda contra Jordi Évole tras el programa Salvados dedicado al sector eléctrico, también en 2012. UNESA convocó una reunión tras la que decidió mandar una carta al ya fallecido José Manuel Lara, presidente del Grupo Planeta, para pedirle una “compensación” por el programa emitido en La Sexta. En concreto, pedían un espacio en Antena 3 para dar sus argumentos después de haber rechazado hablar con Évole. No se les concedió.

El poder de UNESA aparece reflejado en su capacidad para revertir sanciones y procesos legales en su contra. Por ejemplo, en 2011 fue multada, junto con varias empresas eléctricas (entre ellas GNF), a pagar 61,2 millones de euros por ponerse de acuerdo para dificultar las peticiones de cambios de compañía comercializadora y cobrar precios similares a los grandes clientes. En abril de 2015 la Audiencia Nacional anuló la que era la mayor sanción al sector eléctrico en la historia de España.

GNF está presente en otros lobbies de España, entre ellos AEE (Asociación Empresarial Eólica), Foro Nuclear, ACOGEN (Asociación Española de Cogeneración), Enerclub (Club Español de la Energía, considerado el principal laboratorio de ideas del sector energético español), ACIEP (Asociación Española de Compañías de Investigación, Exploración y Producción de Hidrocarburos y Almacenamiento Subterráneo; este colectivo defiende el fracking en España y cuenta con la colaboración activa de GNF sin constar entre sus socios) y Shale Gas España (principal lobby en defensa del fracking; no desvela el nombre de sus socios pero GNF participa en sus actos).

GNF y FAES

FAES, la fundación neoliberal cercana al Opus Dei que preside José María Aznar (fue asesor de Endesa), publica documentos sobre cómo debería ser el sector energético español. En sus últimos informes colaboran directivos de las empresas que conforman el oligopolio eléctrico, entre ellas Gas Natural Fenosa. Por ejemplo, en 2015 publicó El ‘consumidor generador’, en el que defiende el llamado “impuesto al sol” que desincentiva el autoconsumo eléctrico. Uno de los dos autores del informe es Juan Luis López Cardenete, colaborador habitual de FAES y profesor del IESE (escuela de dirección de empresas ligada al Opus Dei) que durante 30 años trabajó en la dirección de Fenosa (director general de Unión Fenosa, presidente de Unión Fenosa Internacional, etcétera) hasta que, en medio de la OPA de Gas Natural, le ofrecieron una indemnización millonaria y dejó la compañía. Otro ejemplo es el documento Propuestas para una estrategia energética nacional (2013) –subvencionado por el Ministerio de Educación–, que contó con la “colaboración especial” de José Antonio Guillén, director de regulación de GNF.

Índice completo del dossier #YoIbextigo sobre Gas Natural Fenosa aquí.

Donación a La Marea

CONTINUAR LEYENDO

MÁS ARTÍCULOS DE Lobby y Comunicación

El sector energético es uno de los más regulados y, por ende, las compañías que lo componen se esfuerzan por influir en quienes diseñan y redactan las leyes que marcan las normas de su negocio. Al igual que las demás… Leer más

En 2017 GNF dejó de celebrar la habitual rueda de prensa para la presentación de los resultados anuales, aunque mantuvo la convocatoria previa a la junta de accionistas. La multinacional de Barcelona mantiene una estrecha relación con los principales grupos… Leer más

El primero de junio de 2017 la Generalitat multó con 500.000 euros a Gas Natural Fenosa por no notificar a los servicios sociales sobre su intención de cortar el suministro de luz a Rosa, una anciana de Reus en situación… Leer más

La campaña publicitaria de Gas Natural Fenosa para 2017 se llama “Hablamos tu idioma” y está pensada para “ser percibidos como (…) una compañía energética cercana e implicada socialmente”, explicó Jordi García Tabernero, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de… Leer más

josé bautista

josé bautistaRedactor de economía e internacional, centrado en el proyecto YoIbextigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *